Internacional/Mundo

Quién es el hombre que escogió Cristina Kirchner para volver al poder

0

Expresidenta será fórmula vicepresidencial en Argentina de un antiguo aliado de su esposo.

  • Comentar
  • Guardar

    Ingrese o regístrese acá
    para guardar los artículos en su
    zona de usuario y leerlos cuando quiera

    Este artículo ya fue guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    Artículo guardado
    Para consultarlo en otro momento, visite su zona de usuario.

    El artículo no pudo ser guardado, intente nuevamente

  • Enviar
  • Linkedin

Alberto Fernández, con Cristina Kirchner. Ellos serán fórmula para la presidencia argentina en octubre próximo. Esta vez ella sería vicepresidenta.

El exjefe de Gabinete Alberto Fernández, un político moderado, fue sorpresivamente elegido el sábado por la líder peronista Cristina Fernández de Kirchner para encabezar la fórmula presidencial para las elecciones de octubre en Argentina, en busca de lograr un mayor respaldo popular.

Considerado por el mundo de la política como “dialoguista” y “moderado”, Alberto Fernández, un abogado de 60 años nacido en Buenos Aires, buscará acuerdos con otros líderes del fragmentado peronismo con el fin de arrebatarle la presidencia a Mauricio Macri, el líder de centroderecha cuya imagen se ha derrumbado en las encuestas por la crisis económica que sacude al país.

Cristina K presenta su candidatura a la vicepresidencia de Argentina

El alcalde de Nueva York lanzó se campaña en busca de la presidencia

Justicia Argentina aprueba juicio contra la expresidenta Kirchner

Argentina: relato salvaje de la incertidumbre económica

El perfil de (Alberto) Fernández es negociador, pluralista, dialoguista”, dijo el analista político Ricardo Rouvier en diálogo con Reuters.

Si bien Cristina Fernández encabeza la mayor parte de los sondeos de cara a los comicios presidenciales, muchos analistas sostienen que el rechazo social a su estilo intransigente le dificultaría superar a Macri en una eventual segunda vuelta electoral.

Es una decisión estratégica de Cristina de hacer el último esfuerzo de tratar de armar una alianza electoral ganadora y mostrarse de una manera más moderada y ablandada“, agregó Rouvier, en alusión al rechazo que la figura de la centroizquierdista Fernández de Kirchner genera en los mercados.

Alberto Fernández desarrolló gran parte de su carrera política cerca de Cristina Fernández y de su marido fallecido y predecesor, Néstor Kirchner, a quienes conoció hace más de 20 años. Fernández, que era un hombre fuerte del peronismo en la ciudad de Buenos Aires, ayudó a un casi ignoto Kirchner, que entonces gobernaba la provincia austral de Santa Cruz, a ampliar sus apoyos políticos en 2003.

Tras la victoria electoral, Alberto Fernández se desempeñó como jefe de Gabinete durante todo el mandato de Néstor Kirchner (2003-2007) y mantuvo su cargo durante los primeros meses de Cristina Fernández (2007-2015).

Sin embargo, renunció tras la crisis que generó en el Gobierno una dura derrota legislativa en medio de un enfrentamiento con el poderoso sector agropecuario, que mantuvo por meses en vilo al país y los mercados.

Desde entonces, Alberto Fernández fue un duro crítico de la gestión de Cristina Fernández e incluso se acercó a sectores del peronismo por entonces opositores al oficialismo. Pero en los últimos meses Alberto Fernández volvió a acercarse a Fernández de Kirchner y se convirtió en su principal negociador político.

Alberto no es un político electoralista. Alberto es un operador (negociador) en las sombras”, lo caracterizó una fuente del peronismo que conoce al exfuncionario.

La movida “dialoguista” parece haber dado sus primeros frutos. El sábado, un importante líder de otra facción peronista como Sergio Massa se mostró dispuesto a negociar un acuerdo con el partido de Cristina Fernández.

Eliana Raszewski
Nicolás Misculin
REUTERS

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Lo que conecta las masacres de Sri Lanka y Nueva Zelanda

Previous article

El futuro incierto de un diálogo para Venezuela

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *