Internacional/Mundo

¿Qué pasará ahora con ‘Sully’, el perro labrador de George H. W. Bush?

0

Una foto en la cual el labrador aparece al lado del ataúd de su amo se volvió viral en redes.

Sully, el perro de servicio del ex presidente de los Estados Unidos se encuentra frente al ataúd de Bush en la funeraria George H. Lewis & Sons en Houston, Texas.

La imagen de Sully –el perro labrador del expresidente 41 de EE. UU., George H. W. Bush– acostado a un lado del ataúd de su difunto amo ha conmovido a muchas personas en redes sociales.

Un trino publicado por Jim McGrath, portavoz de la familia Bush, que dice “Misión cumplida”, ha tenido cerca de 280 mil me gusta, más de 70 mil retweets y 4 mil comentarios.

Mission complete. #Remembering41 pic.twitter.com/rXdyXAS4lk

— Jim McGrath (@jgm41) 3 de diciembre de 2018

Pero, ¿qué pasará ahora con Sully? A través de Facebook la ‘América’s VetDogs’ (una organización sin ánimo de lucro creada para ayudar a veteranos de guerra en ese país) explicó cuál será la próxima ‘misión’ de este labrador:

“Muchos de ustedes nos han preguntado qué hara Sully y apreciamos todo el amor que tienen por él. Sully se unirá al programa de perros en las instalaciones del Centro Médico Militar Walter Reed. Trabajará junto a los perros que están allí para ayudar con la terapia física y ocupacional de los soldados heridos y al personal activo en servicio”.

El canino estuvo con George H. W. Bush desde junio, pocas semanas después de la muerte de la esposa del expresidente, con quien estuvo casado durante 73 años.

De hecho, el momento quedó en la cuenta de Twitter de Bush cuando el también expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, acompañó el encuentro.

A great joy to welcome home the newest member of our family, “Sully,” a beautiful — and beautifully trained — lab from @AmericasVetDogs. Could not be more grateful, especially for their commitment to our veterans. pic.twitter.com/Fx4ZCZAJT8

— George Bush (@GeorgeHWBush) 25 de junio de 2018

El adiós de Sully a su amo, el expresidente George H. W. Bush

Expresidente de EE. UU. George Bush muere a los 94 años

Sully, el perro al que le abrieron Instagram

El trato fiel que siempre tuvo Sully con el expresidente quedó plasmado en una cuenta de Instagram (@sullyhwbush) que recopilaba fotografías de los momentos más representativos del canino, la cual tiene cerca de 184 mil seguidores.

Entre las habilidades que tiene Sully, y que ayudaban en la cotidianidad a Bush, están: presionar botones de emergencia, abrir puertas y recuperar objetos perdidos o que se le hayan caído a su acompañante. Así lo explica la página de America’s VetDogs

El labrador lleva el nombre del piloto retirado Chesley ‘Sully’ Sullengerger III, quien se volvió famoso luego de acuatizar de emergencia un avión de pasajeros en el río Hudson de Nueva York en 2009, cuya hazaña y vida retrata la película Sully, protagonizada por Tom Hanks.

Esta foto fue publicada el 6 de julio en el Instagram @sullyhwbush. La mano que acaricia a Sully es la de George H.W. Bush.

‘Misión cumplida’

Sully cumplió su misión porque se trata de un perro de dos años de la ‘America’s VetDogs’ (creada en 2003) entrenado para asistir a exmilitares en Estados Unidos.

Con sede en Smithtown (New York), es una subsidiaria de la ‘Guide Dog Foundation for the Blind’ (Fundación del Perro Guía para Ciegos), la cual fue fundada en 1946 para adiestrar caninos que ayuden y asistan a personas invidentes.

Los perros de la ‘America’s VetDogs’ ayudan a veteranos que están ciegos y que tienen otras discapacidad físicas o emocionales. Estos caninos también trabajan con militares que están amputados.

A los veteranos de guerra que tienen lesiones en extremidades o traumas cerebrales, el servicio canino de esta organización puede brindarles soporte y estabilidad para subir o bajar escaleras, sentarse o ponerse de pie, y traer objetos específicos como medicamentos, una billetera o un teléfono.

ELTIEMPO.COM – APP
*Con información de agencias

¿Qué busca Nicolás Maduro con su viaje a Rusia?

Previous article

El peligro para la salud que el protocolo anticontaminación de Madrid ignora

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *