España

Casado apoyará a Sánchez en las cuestiones de Estado

0


Pablo Casado, tras su reunión con Pedro Sánchez –

El presidente del PP cree que la investidura saldrá adelante a la segunda

Pablo Casado y Pedro Sánchez se reunieron ayer durante casi una hora en el Congreso de los Diputados, aunque el presidente del PP necesitó muy poco tiempo para confirmar su «no» a la investidura del candidato socialista, por coherencia con el «mandato» recibido por los españoles en las urnas. Por cortesía, Casado evitó recordar a Sánchez su «no es no» de 2016, y se limitó a explicar que no podrá contar con los votos del PP ni con su abstención. Rechazó, además, la posibilidad de una repetición de elecciones, a pesar de que reconoció que esa opción beneficiaría sobre todo a los dos grandes partidos nacionales. «Sería una irresponsabilidad someter a los españoles a un quinto proceso en tres meses», sentenció.

Casado sostiene que el PSOE puede formar una alianza de izquierdas con el apoyo de partidos regionalistas, ya sea UPN o Coalición Canaria, sin necesidad de buscar el voto de los independentistas. Prometió que los populares no pondrán impedimentos ni utilizarán esos apoyos para atacar a nadie. Así no tiene dudas de que la investidura saldrá adelante: «Si no sale a la primera, estoy convencido de que saldrá en segunda votación».

Lo que no consiguió el líder del PP fue saber en qué consiste ese «Gobierno de cooperación» del que habló Pablo Iglesias tras la reunión que mantuvo esa mañana con Sánchez.

Aclarada la postura del PP en la investidura de Sánchez, por si quedaba alguna duda, ambos tuvieron tiempo de hablar de economía, de política europea, de Navarra y de Cataluña. Casado aseguró al presidente en funciones que podrá contar con la «responsabilidad» del PP en todas las cuestiones de Estado. Sin ir más lejos, en las negociaciones que afronta España para la renovación de los cargos en las instituciones europeas, el presidente del PP ofreció a Sánchez su apoyo, sin vetos de ningún tipo.

Sin vetos en Europa

No le reprochó el rechazo del PSOE en su día a Miguel Arias Cañete o Luis de Guindos, pero es algo que no se olvida en las filas populares. Casado no quiere actuar de la misma manera. Su objetivo es que España tenga la posición más fuerte dentro de la Unión Europea, y el PP apoyará la propuesta que plantee el Gobierno socialista.

En la reunión de Casado y Sánchez se puso sobre la mesa la situación en Cataluña. El presidente del PP ofreció en este terreno todo el apoyo de su partido para alcanzar un pacto de Estado que garantice el cumplimiento de la ley, la convivencia y la prosperidad en esa Comunidad. Defendió de nuevo que en este momento se dan las circunstancias para poder aplicar el 155, pero apuntó que existe una alternativa desde el punto de vista legal, como sería el refuerzo de la inspección educativa, la aplicación de la ley de seguridad ciudadana o la ley de estabilidad presupuestaria para el control de las cuentas y el uso del dinero público.

Acatar la Constitución

A pesar de los propósitos de Casado, el PP y el PSOE chocan en la respuesta que debe darse en Cataluña. Los populares esperarán a comprobar con qué apoyos cuenta finalmente Sánchez para su investidura, pero su sospecha de un pacto oculto con los independentistas sigue viva. El fantasma de los posibles indultos a los independentistas presos, después de las previsibles condenas, continúa siendo muy real para el PP.

En esta situación, el PP en el Congreso anunció ayer que enviará al Tribunal Constitucional las fórmulas de acatamiento de la Carta Magna que utilizaron los diputados separatistas, si la Mesa se niega a revisarlas, ante las «dudas razonables» de que chocaron con la ley.

Al hablar de la situación en Navarra, Casado expresó su preocupación por los planes anexionistas de los nacionalistas vascos. El PP considera que la Comunidad Foral merece una atención preferente en este momento, más aún cuando Bildu está al acecho para intentar condicionar el próximo Gobierno autonómico. «Navarra se está convirtiendo en el patio de operaciones del anexionismo y del independentismo», avisó.

Esta ha sido la tercera reunión que han mantenido Casado y Sánchez. La primera fue el 2 de agosto, poco después de que Casado fuera elegido presidente nacional del PP en el congreso extraordinario de julio. Después se abrió un largo periodo de incomunicación entre los dos políticos, que se rompió el pasado 6 de mayo, en la segunda reunión, que se convocó tras las elecciones generales del 28 de abril, cuando Sánchez llamó a La Moncloa a Casado, Rivera e Iglesias.

Rivera «repite» su no a Sánchez y le anima a fijar su investidura

Previous article

El pacto cruzado da la Presidencia del parlamento murciano a Cs y la primera secretaría a Vox

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in España