Mazda5

El perfil inclinado del coche, que es más bajo y más ancho que el modelo de segunda generación, se eleva llamativa­mente hacia la parte trasera y se reafirma con unos pasos de rueda muy prominentes. Su motor atmosférico, con inyección directa, eroga una potencia de 100 CV y un par máximo de 15,3 mkg. También es el escalón de acceso económicamente hablando, pues arranca en 17.750 euros. Por ejemplo, una alerta de seguridad activa urgente desplaza inmediatamente cualquier información que esté destacada, como la velocidad actual del vehículo, y vuelve a cambiar de nuevo cuando el peligro ha pasado. La información relacionada con las comu­nicaciones y el entretenimiento aparece en la nueva pantalla TFT de 7 pulgadas, que se controla de forma táctil, mediante comandos de voz o con el nuevo mando giratorio HMI Commander. Si el Mazda 6 suponía una prueba de fuego para la nueva estrategia de Mazda, el nuevo Mazda5 supondrá su reafirmación en Europa.

Además, destaca su frontal con la parrilla delantera en forma de ala y los nuevos faros LED. Estos importantes cambios se notan en marcha. A cambio, y mientras llega un futuro 1.6 turbodiésel, Mazda cuenta con una interesante versión de gasolina capaz de gastar casi tan poco como un Diesel según cifras homologadas… El volante de diseño del CX-9 y del Mazda6 aparece en el Mazda5. Este tipo de coches suelen tener el maletero añadido de mala manera, como pegado a última hora, y este Mazda5 Sedan parece estar diseñado incluso antes que el hatchback. Finalmente, en 2013 llegó la tercera generación, la que aparece en esta prueba, evolucionada en todo lo relacionado con eficiencia, tecnología y diseño. Centrándonos en el diseño de la actual generación, el protagonista de nuestro test es la variante de cuatro puertas, conocida como SportSedán; respecto a la de cinco, sale tan sólo 500 euros más cara, pero añade un puñado de centímetros extras -mide 4,58 m frente a 4,46 m-, un mayor empaque por su maletero separado y un maletero de mayor tamaño -419 litros por 364 litros-.

En pruebas independientes, esta versión consiguió alcanzar 60 mph en 8.3 segundos (mejor que el promedio en el segmento). Es el motor ideal para aquellos que echan de menos el ese tacto suave y refinado de los motores de gasolina de antes de que entrasen en vigor las medidas anticontaminantes, sin tener que pagar un elevado precio en consumo. En cuanto al comportamiento, el Mazda5 es un coche que se conduce fácil, no falta precisión ni aplomo, y frena bien y de forma muy estable. Este 2.2 casa perfectamente con la filosofía del Mazda5: no sólo es eficiente, sino que ofrece un tacto exquisito, como la dirección, los frenos o el cambio manual, desarrollado a partir del que emplea el MX-5 y más recomendable que el automático. Mazda5 SPORTSEDAN Junto con la versión compacta, el Mazda5 SportSedan llega también en noviembre y presume de un maletero más capaz que el de éste.

Hará gala de un diseño que rompe con su predecesor y una estética moderna siguiendo la nueva línea de Mazda en la que el departamento de diseño europeo ha tenido un papel importante. En este caso, además, incluía las opciones de pintura metalizada, pack Safety y navegador, de manera que en total hablamos de un coste de 29.500 euros para un coche moderno, potente, equipado con todo y, como ya hemos dicho, más exclusivo como el que más. Hasta hace pocos años, con su longitud, este Mazda habría encajado a la perfección dentro del segmento de las berlinas medias; sin embargo, en la actualidad, dicha categoría ‘ha pegado el estirón’ hasta cerca de los 4,8 m, y en esa categoría se encuentra el Mazda 6, visualmente un escalón por encima del coche que hoy probamos. Frente a sus competidores directos -Opel Astra Sedán, Ford Focus 4p, Audi A3 Sedán… Y respecto al peso, es curioso que los datos oficiales le den el mismo a ambas carrocerías con el motor 1.5G; pero que, a partir de ahí, sea más ligero el Sedán, y en proporción variable: son 5 kilos menos con el 2.0G de 120 CV, y 10 kilos con el 2.2D.

Un joven/viejo conocido de hace dos semanas: el Mazda-3 Sedán. Un joven/viejo conocido de hace dos semanas: el Mazda-3 Sedán. Podría decirse que, entre los de gasolina, ésta es la variante más “clásica” del Mazda-3: línea Sedán en cuanto a carrocería, más familiar por volumen de maletero, y con el motor de mayor cilindrada pero teóricamente más “tranquilo” por curva de potencia, y con desarrollos más largos, para unos cruceros relajados y económicos. Dos huecos para dejar las bebidas, terminan de separar los dos asientos delanteros, junto a una guantera con reposabrazos de lo más práctica. Los asientos tienen un mullido excelente, y agarran de maravilla en los laterales. En el caso del de 145 CV (también a 6.000 rpm), el par se ha mantenido bastante más fuerte, puesto que todavía es de 17,3 m.kg. 120 CV MT Luxury: 23.100 € Mazda5 2.0 l. Finalmente, en 2013 llegó la tercera generación, la que aparece en esta prueba, evolucionada en todo lo relacionado con eficiencia, tecnología y diseño.

Centrándonos en el diseño de la actual generación, el protagonista de nuestro test es la variante de cuatro puertas, conocida como SportSedán; respecto a la de cinco, sale tan sólo 500 euros más cara, pero añade un puñado de centímetros extras -mide 4,58 m frente a 4,46 m-, un mayor empaque por su maletero separado y un maletero de mayor tamaño -419 litros por 364 litros-. Parece como si este Mazda5 se hubiese diseñado desde un principio como sedán, y se hubiese improvisado esta solución para la versión compacta. La promoción de lanzamiento incluye un descuento de 2.200€, la financiación Mazda con otro descuento de 1.000€ y cinco años de mantenimiento así como el Plan PIVE. Por lo tanto podemos concluir que las diferencias en consumo del 1.6 del 2009 y el 1.6 actual son mínimas, y que son prácticamente iguales. Los de Hiroshima son muy conscientes de que hay mucho en juego, la lucha por un buen pedazo del segmento C en Europa (un 25% del mercado del automóvil).

De lo estético a lo tecnológico el Mazda5 se presenta como el compacto moderno y eficiente. Eso sí, desentona una barbaridad ver el sobresaliente en diseño y acabados de este Mazda y comprobar que el hueco en las puertas es el más pequeño que recordamos, compitiendo con deportivos donde apenas cabe un mechero. El guiado es intuitivo y no ha dado lugar a una sola equivocación en los miles de veces que hemos hecho uso de ella. Del motor tampoco nos podemos quejar. Lo mismo que lo es la compresión geométrica teórica de 14,0:1, típica de todos los motores SkyActiv. Hasta dicho régimen de 4.000 rpm, la entrega de par es la siguiente: la percepción del conductor es que el motor empieza a “tirar” con fuerza a 1.400 rpm; y en efecto, según la curva, a 1.500 rpm dispone ya de 17,3 m.kg, un par que hace unos años era el máximo de un 2.0 no especialmente prestacional, pero tampoco flojo. Al entrar en el coche se puede ver que la zona del conductor y la del pasajero están claramente diferenciadas.

La interfaz que utilizaremos para controlar las diferentes opciones será el denominado HMI Commander, una interfaz giratoria situada en la consola central. o su magnífica aerodinámica, sin duda uno de los apartados en los que más se ha trabajado en la tercera generación del modelo. De todos modos, lo más evidente es que en el Mazda-3 de 120 CV se busca ante todo la economía del desarrollo largo; es lógico, puesto que para tener un coche más prestacional, ya está ahí el de 165 CV (motor que en el “6” no existe), con unos planteamientos radicalmente distintos, como veremos en su momento. Al ser más corto que el Mazda-6, y tener un tercer volumen menos prominente, el Mazda-3 Sedán no consigue alcanzar el Cx aerodinámico tan favorable de su hermano mayor, aunque también sea excelente. Al ser más corto que el Mazda-6, y tener un tercer volumen menos prominente, el Mazda-3 Sedán no consigue alcanzar el Cx aerodinámico tan favorable de su hermano mayor, aunque también sea excelente.

Lo que no acabo de entender del todo son los datos aerodinámicos: en el Mazda-6 se nos dice que el Cx es 0,26; debe ser cierto, y así lo avala su excelente consumo (7,06 l/100 km en el circuito). En autovía, sacrificando mínimamente un poco de confort, comparándolo con el Mazda 6, disponemos de una capacidad rutera sobresaliente para una berlina derivada de un compacto. En los laterales cero inconvenientes, en la central, como suele ser habitual, un poco menos de espacio para los pies. Sus niveles de consumo de combustible también son excelentes, consiguiendo 34 mpg combinadas (30 ciudad/41 autopista) . Mazda Mazda5 2015 Mazda Mazda5 2015 Foto: Autos USA Las version 3s consigue el motor de 4 cilindros de 2.5 litros , capaz de producir hasta 184-hp y 185 lb-pie de torque . Pero más sorprendente aún es que la línea roja del cuentarrevoluciones comience en las 5.500 rpm… la batalla, mientras que los voladizos son más cortos. Únicamente podrá asociarse al cambio manual y su consumo homologado aún no ha sido revelado.

Por lo demás, resulta muy agradable el gran tamaño de los retrovisores exteriores, al ausencia a la vista de una antena para la radio, las luces de los intermitentes delanteros que no van integradas en el faro principal y el buen tamaño de la puerta del maletero, ahora 10 cm más ancha que en su predecesor gracias a un nuevo sistema de bisagras. Del interior hay muchas cosas en las que fijarse; en los últimos años, Mazda también ha apostado por diseños muy llamativos para el salpicadero de sus nuevos modelos, aunque en esta tercera evolución se han centrado más en que el habitáculo luzca una imagen moderna, atractiva, no excesivamente recargada y, por supuesto, a la moda. De esto último se encarga, por ejemplo, la pantalla central táctil de 7″, situada en lo alto de la consola central, que imita a las tablets y que se maneja desde un conjunto de mandos -conocidos como HMI-Commander- ubicados entre los asientos. En las autopistas alemanas se mostró cómodo y suficientemente silencioso a alta velocidad. En nuestro acabado, el Luxury, el más equipado de todos, una pantalla de 7 pulgadas preside en lo alto del todo la consola central.

Varios puertos de montaña y mucha ciudad son argumentos fantásticos para poder calibrar el buen consumo que significa ese 5,6. De los ocho modelos que se han sometido al EcoTest de marzo de 2012, es el único que ha bajado las cifras de homologación. Pero lo que más me escama, es que si entro en spritmonitor y veo los datos de este coche, se me cae el mito. Los respaldos de los asientos traseros se abaten de forma que el maletero, de 350 litros en la versión 5 puertas, puede ampliar su capacidad hasta los 1.250. asociado a un cambio manual. Esta última surge desde la parte inferior y alcanza los grupos ópticos, muy característicos. Esta carrocería se acompaña de unas suspensiones y transmisiones totalmente revisadas, acordes con la tecnología Skyactiv desarrollada por la propia marca. Queda claro que la gigantesca parrilla superior es básicamente un motivo estético, como en el caso de los faros artificialmente agrandados.

Y llega el momento de profundizar en las similitudes y diferencias entre las tres variantes del motor 2.0G, del cual hasta el momento sólo conocíamos (en las pruebas de este blog) la versión intermedia de 145 CV, utilizada tanto en el Mazda-6 como en el CX-5 de tracción delantera, y con cambio manual de seis marchas en ambos casos. pero basta echar un vistazo general al modelo para darse cuenta de que no es como los demás. Visualiza el funcionamiento del sistema de entretenimiento y conectividad, de forma muy intuitiva. Por otro lado tenemos algo tan tangible como el número de unidades vendidas; con los datos en la mano de las ventas registradas en nuestro país en lo que va de año, el resultado es que en ese periodo de tiempo se entregaron 1.549 unidades del ‘3’, frente a las 4.619 unidades del Mercedes Clase A, las 5.458 del BMW Serie 1, las 7.669 unidades del Audi A3…

Parece más deportivo, fruto de haber retrasado el pilar A 100mm. Y ya está (¡uff!, respiración profunda). Quizás porque trabajan más duro y con tirones puntuales, el compresor de climatizador y el alternador (la dirección tiene asistencia eléctrica) son arrastrados por una correa mucho más ancha, y con un robusto tensor, que la de la bomba de agua. Quizás porque trabajan más duro y con tirones puntuales, el compresor de climatizador y el alternador (la dirección tiene asistencia eléctrica) son arrastrados por una correa mucho más ancha, y con un robusto tensor, que la de la bomba de agua.

Más o menos centrado el tema, presentaremos el coche sometido a la prueba de conducción “económica”, que sin duda es la que mejor le cuadra por su carrocería, potencia y desarrollos; ésta es su ficha técnica: Mazda-3 Sedán 2.0G: Motor: 1.998 cc; 120 CV de 4.050 a 6.000 rpm; 21,4 m.kg a 4.000 rpm. Transmisión: Caja de seis marchas, con 39,3/48,4 km/h a 1.000 rpm en 5ª/6ª. Neumáticos: 215/45-18 (Dunlop SP Sport Maxx TT). Cotas (longitud/anchura/ altura): 4,58/1,80/1,45 metros. Peso (sin conductor, con depósito lleno): 1.200 kg. Velocidad máxima: 198 km/h. Consumo extra-urbano: 4,3 l/100 km.

Emisión ponderada de CO2: 119 g/km. Detalle de las persianas variables para ventilación del radiador. Sólo echamos en falta una boca de carga más alta para tener un acceso mejor al maletero. De verdad que el aspecto general es impresionante, sobre todo teniendo en cuenta que no es un coche Premium, aunque lo parezca en algunos detalles. Al volante no tardas nada en encontrar la posición ideal, gracias a unos asientos muy cómodos que recogen con practicidad. así que lo que aquí tenemos es un modelo que puede ser un perfecto familiar -no el más cómodo del segmento, pero lo bastante cuidadoso con los pasajeros como para afrontar cualquier viaje largo y rápido sin pegas- o bien un eficaz pseudo-deportivo. A todo lo anterior también contriubuye de manera decisiva el motor, un 2.2 desarrollado por la propia marca y que resulta, con seguridad, el mejor que se puede encontrar en la categoría. Hará gala de un diseño que rompe con su predecesor y una estética moderna siguiendo la nueva línea de Mazda en la que el departamento de diseño europeo ha tenido un papel importante.

Más equipamiento y tecnología El interior también es nuevo. En los laterales cero inconvenientes, en la central, como suele ser habitual, un poco menos de espacio para los pies. La consola central asimétrica señala la frontera entre las dos zonas, delimitando sus res­pectivos atributos. Mazda5 SportSedan Salpicadero El espacio del conductor busca dar la sensación de ser el cockpit de un piloto. Si el Mazda 6 suponía una prueba de fuego para la nueva estrategia de Mazda, el nuevo Mazda5 supondrá su reafirmación en Europa. Sólo será necesario conectar tu Smartphone para utilizar Bluetooth®, correo electrónico, SMS y visualizar en la pantalla las aplicaciones que Mazda desarrolle expresamente para este coche. Se impulsa las ruedas delanteras a través de una transmisión manual de seis velocidades o una opcional automática de seis velocidades. Los Modelos de Mazda5s traen un motor de 2.5 litros, 4 cyl que genera 184 caballos de fuerza y 185 lb- pie de torsión, con a una transmisión automática de seis velocidades.

A pesar de los cambios, el ambiente de la cabina del Grand Touring sigue siendo deportiva, pero esta vez es parte de un diseño más moderno que fluye, junto con una mejora en la calidad de los materiales, una nueva pantalla táctil y la interfaz de la electrónica. El sistema de medición es el mismo, “Conforme a la versión más reciente de la norma 92/21/CEE (con conductor de 75 kg)”. En 5p lo mismo, 15 kg más en el nuevo. Esperemos que sea suficiente para ofrecer todavía más batalla a sus rivales con un modelo que por el momento solo ha dado buenas noticias a los japoneses. Hoy nos ponemos a los mandos del Mazda5 que estrena un interesante motor diésel de última generación que promete ofrecer unos muy buenos resultados en prestaciones y eficiencia, hablamos del motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV. y no es ningún ‘farol’, este 2.2 llega allí sin dificultad, algo inédito en este tipo de mecánicas.

Sobra decir, por lo tanto, que estamos ante uno de los aspectos más destacados del modelo y que si este tetracilíndrico ya hacía buen papel en modelos más grandes y pesados como el Mazda 6 o el todo camino CX-5, en el Mazda5 consigue hacer de esta berlina un automóvil verdaderamente rápido, con un 0 a 100 km/h en tan sólo ocho segundos y una velocidad máxima de 213 km/h; pero no es sólo eso, además, como era de esperar, sus recuperaciones son magníficas y los adelantamientos se realizan con total seguridad y rapidez. Con todo esto, la versión más básica puede llegar a dibujar un coste final de 18.575€. (Al final del artículo encontraréis la lista de precios de todas las motorizaciones). Mazda nos ha mostrado las características de esta nueva y tercera generación del compacto japonés: desde la base que ha inspirado su atractivo diseño, pasando por la eficiencia de sus nuevos motores o incluso la fórmula matemática que ha servido para decidir el lugar exacto donde colocar el Head-up Display, toda una curiosidad que demuestra el mimo puesto en el desarrollo de este nuevo coche.

Su elasticidad evita que estemos continuamente jugando con el cambio para escoger la relación más adecuada, y las recuperaciones son excelentes. Del acabado superior, el Luxury destacamos el asistente de cambio de carril (RVM), la pantalla Head up Display y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros. Esperemos que sea suficiente para ofrecer todavía más batalla a sus rivales con un modelo que por el momento solo ha dado buenas noticias a los japoneses. Hoy nos ponemos a los mandos del Mazda5 que estrena un interesante motor diésel de última generación que promete ofrecer unos muy buenos resultados en prestaciones y eficiencia, hablamos del motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV. También nos gusta que todo, o casi todo, sea configurable de mil maneras distintas.

Tan asombrosa mezcla de economía y rapidez se debe a la colaboración de un par de circunstancias: el ya bien conocido comportamiento del bastidor de los Mazda y al hecho de que, siendo tan largas la 6ª e incluso la 5ª (para un motor de, al fin y al cabo, sólo 120 CV), el continuo recurso a esta última y, con bastante frecuencia incluso a 4ª, dio lugar a cambio a un ritmo de marcha muy dinámico. El equipamiento de seguridad se completa con el sistema de iluminación adaptativa y luces largas automáticas, el asistente de arranque en pendiente y los controles de tracción y estabilidad, éstos últimos de serie. EVOLUCIÓN MECÁNICA En el plano mecánico, la gama de motores inicial cuenta con tres SKYACTIV-G –de gasolina–. De momento el Mazda5 solo se comercializará con una carrocería de cinco puertas, aunque suponemos que al menos se añadirá una carrocería sedán más adelante. En cifras, el nuevo Mazda5 es más ancho, bajo y largo que su predecesor. Creo que hubiera sido más acertado un freno de mano electrónico, y más tratándose de un coche que quiere presentar una imagen de avanzada tecnología y modernidad en el diseño. De esta manera, la longitud total de la carrocería es la misma que la del anterior Mazda5, aunque las formas hayan cambiado totalmente.

Estas nuevas proporciones también mejoran la aerodinámica del coche, un punto en el que los fabricantes cada día inciden más para obtener una mejor estabilidad y un menor consumo de combustible. Consiste en un panel montado en el salpicadero, justo encima del cuadro de instrumentos. Prueba del Mazda5 SportSedan 2.2D de 150 CV. El Mazda5 SportSedan nos ha dejado un fenomenal sabor de boca. Gracias a este dispositivo, el Mazda5 nos advierte, por ejemplo, de la distancia de seguridad que hay que mantener con el coche que nos precede y puede realizar una precarga del freno si reconoce riesgo de colisión. Este último puede montar cambio automático. Turbo. En general, los paneles interiores, tapicería y conmutadores tienen una sensación sorprendentemente caro. Los asientos delanteros son muy cómodos. Además, como ya ocurre en sus hermanos de gama de última generación, la tercera generación del Mazda5 utiliza la tecnología Skyactiv, que trata de optimizar la respuesta del vehículo tanto en el apartado mecánico como en el dinámico.

Apenas monta extras el coche que hemos tenido en nuestro poder, sin llegar en ningún caso a los 28.000 euros, y eso que montaba hasta un Head Up Display. Detalles que nos han gustado mucho, aparte de que nos muestre la marcha que está engranda en cada momento, la función eco del climatizador bizona nos ha encantado, o el doble USB en una guantera central bastante espaciosa. Mazda contra el mundo con un motor atmosférico en un mercado en el que los motores de gasolina sobrealimentados de baja cilindrada se han impuesto prácticamente como un estándar. i-ACTIVSENSE: todo un despliegue de seguridad activa Mazda5 2013 Galería de fotos: Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Mazda5 ver todas las fotos Control de crucero adaptativo, avisador de cambio de carril involuntario y ángulo muerto, frenada de emergencia. Al entrar en el coche se puede ver que la zona del conductor y la del pasajero están claramente diferenciadas.

Pues bien, una primera base de partida: hasta las 4.000 rpm, los tres motores son exactamente el mismo; lo cual hace suponer que por supuesto las levas, y hasta dicho régimen también los controles de los variadores continuos de ambos árboles, son idénticos. El más básico, el Pulse, del que destaca el Asistente de arranque en pendiente (HLA), El sistema de control de presión de neumáticos, el sistema i-stop, los espejos retrovisores exteriores negros con intermitentes integrados y la antena de tiburón. Queda claro que la gigantesca parrilla superior es básicamente un motivo estético, como en el caso de los faros artificialmente agrandados. Detalle de las persianas variables para ventilación del radiador. en el Mazda6, mientras que el Mazda5 2017 llegará a los EE.UU. Además, su coeficiente aerodinámico es de 0,275 Cx, un valor inmejorable logrado gracias a un dispositivo móvil que cierra o abre el paso de aire hacia el motor. En este punto también resulta clave la nueva carrocería, más ancha, baja y larga que la de su antecesor. La marca nipona pisa el acelerador apostando por el diseño y la dinámica.

Como ejemplo de esta afirmación, observamos que la posición del volante es más baja que en el modelo de segunda generación o que los pedales están colocados simétricamente a la derecha e izquierda del eje central del conductor, en las posiciones más óptimas. La forma característica del nuevo diseño de Mazda (denominado diseño KODO) hace que la posición del habitáculo se desplace hacia la parte posterior, por lo que los pilares A del nue­vo Mazda5 han sido desplazados 100 mm hacia atrás. En una primera impresión vemos que atrás la distancia entre filas es muy buena, la anchura a nivel de los hombros suficiente para albergar a tres adultos con comodidad y la altura al techo es buena, teniendo en cuenta que la carrocería tiene la línea del techo más baja que en el modelo anterior. Vaya por delante que existe un único motor turbodiesel 2.2D, con potencias de 150 y 175 CV; un 2.0G de gasolina de 120, 145 y 165 CV, un 1.5G de 100 CV, y finalmente un 2.5G de 192 CV. El consumo de combustible promedio en esta variante arroja 29 mpg (25 ciudad / 37 autopista).

Solo en esta versión se encuentra disponible el sistema “i-ELOOP” , el cual captura y redistribuye la energía de frenado. La nueva gama del Mazda5 arrancará en unos 18.000 euros, precio aproximado. La marca nipona pisa el acelerador apostando por el diseño y la dinámica. La vista lateral de la versión de 5 puertas me recuerda mucho al Alfa Romeo Giulietta, pero las formas onduladas de los pasos de rueda del Mazda5 están más marcados. Es una pena que el color blanco metalizado de la unidad de pruebas disimula demasiado los pliegues y relieves de esta silueta, pareciendo mucho más “plano” de lo que en realidad es. Por último, el auto gana un poco de espacio en los compartimentos de las puertas. Los precios y las fechas de salida a venta aún no han sido anunciadas. El nuevo Mazda5 ya está aquí. Nos encanta que se pueda personalizar el coche a tu imagen y semejanza. Y por si lo echabas en falta en este reportaje, no faltan ni SCBS, HBC, LDWS, SBS, RVM… y muchos más sistemas y dispositivos de seguridad en opción.

CON LA MANO EN EL CORAZÓN El Mazda5 SportSedan nos ha gustado más que mucho. Además, incorpora ahora un VTG (turbocompresor de geometría variable) junto a un sensor de velocidad, que según nos explican permite mejorar el nivel de eficiencia donde más se necesita, es decir, a bajas revoluciones. Mazda5 Este nuevo motor estará disponible en los acabados Style y Luxury, los dos más altos de los tres que forman la gama (Pulse, Style y Luxury). El Sedan, en cambio, no tiene aún el motor gasolina de 165 caballos que si tiene el hatchback. El truco es huir de las múltiples esferas, más grandes o pequeñas en función de la importancia, y apostar por una sola grande, centrada, muy al estilo moto o coches deportivos, con un tacómetro analógico que además posee un vistoso aro rojo, con una pequeña ventanita para la velocidad en grafismos digitales. Vamos, un motor de gasolina, o de combustión interna si somos finos. Cuanta menos gasolina gaste, menos CO₂, y al revés igual, es una relación directa.

En esta tercera generación, la teoría hace presuponer que esas buenas cualidades deberían mantenerse, porque hablamos de una magnífica plataforma -a diferencia de rivales como el Skoda Octavia en algunas de sus versiones, aquí se mantiene el avanzado sistema de suspensión trasera multibrazo-, una base ampliada tanto a lo largo como a lo ancho y, además, un notable esfuerzo para conseguir que el peso en orden de marcha no se dispare -con 1.375 kg no es ‘un peso pluma’, pero sí que está entre los más livianos de su potencia, algo que tiene más mérito porque el Mazda tiene un motor más ‘grande’ que la media-. Explicar cómo va este japonés en carretera es sencillo: se trata de una berlina con un tacto, una respuesta, unas reacciones y unas sensaciones que cada vez son más difíciles de encontrar en este segmento o en cualquier otro. Por su parte el Sedán asciende hasta 23.025€ (Style) y 25.765€ (Luxury). aunque es más que probable que en el concesionario se pueda lograr algún descuento. Para la prueba hemos elegido el tope de gama con cambio automático.

Solo ha bajado el consumo homologado una vez, haciendo 6,15 l/100 km, media por depósito de 57 km/h, en conducción suave, verano y combinando todo tipo de carreteras. Por lo tanto, a la vista de los resultados, no quedo convencido, ni mucho menos, de que el 1.6 sea tan austero. Un referente en seguridad activa y pasiva Finalmente, el coche equipará todo un grupo de sistemas de seguridad que lo convierten en uno de los compactos más preparados en cuanto a seguridad activa y pasiva: aviso de obstrucción delantera, que nos advierte si nos aproximamos demasiado rápido al coche que nos precede; frenada de emergencia, que prepara los frenos ante una posible colisión e incluso puede frenar automáticamente el coche si ésta es inminente; asistencia a la frenada en ciudad; control de crucero adaptativo; asistente de cambio de carril; sistema de alerta de cambio involuntario de carril; sistema de asistencia para el reconocimiento de distancias; señal de parada de emergencia; sistema de control de luces de largo alcance o iluminación frontal adaptativa, entre otros.

Acabados y equipamiento La gama española contará con tres niveles de acabado. Este es un vehículo que debe ser considerado por aquellos que buscan un auto económico, dinámico y con excelente rendimiento de consumo. El precio base del Mazda5 con motor de 2.0 litros empieza en US$17,995 por la versión i SV Sedan; US$19,945 por el i Sport Sedan; i Touring Sedan por US$19,595; i Sport Hatchback por $US19,995; i Touring Hatchback por $21,145; i Grand Touring Sedan por US$22,745 y i Grand Touring Hatchback por US$23,245. Por otro lado los modelos con motor de 2.5 litros empiezan en US$23,845 con la versión S Touring Sedan; US$24,345 por el S Touring Hatchback; US$25,045 por el S Grand Touring Sedan y US$25,545 por el Grand Touring Hatchback . Mira el video en la parte superior de esta página para conocer todos los detalles del Mazda Mazda5 2015.

La adecuada colocación de spoilers y deflectores en toda la carrocería, así como el nuevo carenado de los bajos del coche también ayudan a disminuir la resistencia al aire. Otros colores disponibles para el compacto nipón son: Soul Red, Blue Reflex, Snowflake White Pearl, Aluminium Metallic, Meteor Gray, Jet Black y Arctic White. ¿Buscas coche NUEVO? Descubre nuestras ofertas » Diseño Interior Es cierto que las atractivas formas de la carrocería crean unas expectativas sobre el interior que esperamos que se vean cumplidas cuando abrimos la puerta para acceder al habitáculo. En muchas ocasiones, analizando o sintiendo ciertas partes del 3 Sedan, se nos hacía la boca agua pensando en un motor de más de 200 caballos que animase el vehículo, ya que de chasis va más que sobrado, os lo podemos asegurar. El Mazda5 está basado en el mismo nuevo chasis ligero que se basa el sedán CX -5 y el tamaño mediano Mazda 6, y se asienta sobre una distancia entre ejes que es 2.4 pulgadas más largo que el modelo actual.

El Mazda5 está disponible en sedan de cuatro puertas y estilos de carrocería hatchback. En curvas tiene un buen agarre y se siente seguro en todo momento. Y ya está (¡uff!, respiración profunda). Quizás porque trabajan más duro y con tirones puntuales, el compresor de climatizador y el alternador (la dirección tiene asistencia eléctrica) son arrastrados por una correa mucho más ancha, y con un robusto tensor, que la de la bomba de agua. Quizás porque trabajan más duro y con tirones puntuales, el compresor de climatizador y el alternador (la dirección tiene asistencia eléctrica) son arrastrados por una correa mucho más ancha, y con un robusto tensor, que la de la bomba de agua. Más o menos centrado el tema, presentaremos el coche sometido a la prueba de conducción “económica”, que sin duda es la que mejor le cuadra por su carrocería, potencia y desarrollos; ésta es su ficha técnica: Mazda-3 Sedán 2.0G: Motor: 1.998 cc; 120 CV de 4.050 a 6.000 rpm; 21,4 m.kg a 4.000 rpm.

Transmisión: Caja de seis marchas, con 39,3/48,4 km/h a 1.000 rpm en 5ª/6ª. Neumáticos: 215/45-18 (Dunlop SP Sport Maxx TT). Cotas (longitud/anchura/ altura): 4,58/1,80/1,45 metros. Peso (sin conductor, con depósito lleno): 1.200 kg. Velocidad máxima: 198 km/h. Consumo extra-urbano: 4,3 l/100 km. Emisión ponderada de CO2: 119 g/km. Detalle de las persianas variables para ventilación del radiador. En el diseño de este interior se ha optado por un freno de mano mecánico, de palanca, que ya criticamos en su momento en el Mazda6 por su posición y escasa integración en el habitáculo. La versión de inicio de gama (1.5 L SKYACTIV-G 100 CV) costará 17.750 € (sin PIVE) cuando salga a la venta a finales del próximo mes de octubre, con un descuento de 1.900 € por lanzamiento. ver galería Mazda5 Esta es la pantalla de 7 pulgadas que se sitúa en posición fija en el centro del salpicadero. Con lo que habrá disponibles tres motores gasolina que van desde los 100 a los 165 CV de potencia y un turbodiésel que desarrolla 150 CV.

El modelo que tuvimos a nuestra disposición fue el propulsor de gasolina con 120 CV con transmisión automática. ver galería Mazda5 El nuevo Mazda5 tiene un empaque y presencia más deportiva todavía. Pero lo interesante de cara al usuario es que, en una conducción normal y corriente (o sea, en más del 90% de la utilización), hasta 4.000 rpm y 120 CV es el mismo motor, incluso aunque se meta el pie totalmente a fondo. En las autopistas alemanas se mostró cómodo y suficientemente silencioso a alta velocidad. Esta pantalla está situada en la parte superior del salpicadero, justo encima de la consola central. aquí está, por fin, la primera de tres pruebas de los Mazda-3 con motor de gasolina, a cual más interesante; pero no adelantemos acontecimientos. Para hacernos una idea general, partimos desde los 22.525€ en el Style 5 puertas de cambio manual hasta llegar a los 27.065€ del 5 puertas con acabado Luxury y cambio automático. La reducción de los asientos traseros del hatchback, no requiere la eliminación de los reposacabezas.

El Mazda5 Grand Touring viene equipado con frenos de disco antibloqueo, control de estabilidad y tracción, reposacabezas activos delanteros, airbags laterales delanteros y airbags laterales de cortina. Un sistema de monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado trasero, una cámara de vista trasera, advertencia de colisión y mitigación, control automático de luz de carretera y control de crucero adaptativo. El paquete de tecnología disponible incluye un sistema de advertencia de cambio de carril, advertencia de colisión hacia adelante y Smart City Brake Support de Mazda, que es un sistema de colisión de mitigación que puede automáticamente apretar frenos del carro a baja velocidad si el conductor no reacciona ante una colisión inminente. La interfaz que utilizaremos para controlar las diferentes opciones será el denominado HMI Commander, una interfaz giratoria situada en la consola central. Aún así es un coche que llama la atención, especialmente el frontal, con esa toma de aire prominente que es ya toda una seña de identidad de Mazda.

La vista trasera es la que me resulta más anodina, con unos pilotos que personalmente me parecen algo pequeños. Al igual que la anterior generación, el puesto de conducción queda muy retrasado y esto resta espacio a las plazas traseras, que sin ser malas, son algo menores que las de modelos de la competencia. Las llantas de 18 pulgadas de la unidad de pruebas contribuyen a darle una imagen muy poderosa y deportiva, pero tendremos que tener precaución en las maniobras de aparcamiento para no estropearlas contra los cantos de los bordillos. Las formas del Mazda5 son fluidas y aerodinámicas, pero la forma de la parte trasera y su proporción entre anchura y longitud penalizan ligeramente la eficacia con la que atraviesa el aire, resultando tener peor Cx que el Mazda6. Dicen que hay colores para todos los gustos y aunque esto de la estética es algo muy subjetivo, sinceramente creo que el Mazda5 es uno de los compactos más atractivos que hay en el mercado y que realmente llama la atención, incluso con el color blanco de esta unidad, echa un vistazo a la galería de fotos y juzga tú mismo.

Interior Mazda5 2.2 DE Automático: Moderno y acogedor Motor Mazda5 2.2 DE Automático: Lastrado por el cambio Comportamiento Mazda5 2.2 DE Automático: Ágil y fácil Equipamiento Mazda5 2.2 DE Automático: Completo… Opcionalmente se podrá configurar con un equipo de sonido BOSE. El equipo multimedia se maneja con una interfaz giratoria instalada en la consola central o por los clásicos comandos por voz. El Mazda5 estrena el nuevo motor SKYACTIV-G 1.5 de 100 CV Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Mazda5 El Mazda5 también será innovador por estrenar nuevos motores SKYACTIV de menor cilindrada. Sencillamente creo que estamos ante el mejor motor de gasolina sin turbo en esta categoría de potencia. Ojo, que quede claro que no puede competir en consumo puro y duro con los TDI, HDI, etc. De todos modos, a la espera de una versión deportiva MPS que aún no está confirmada, la mecánica más rápida y también más parca en consumo es la Diesel. Pero con su refinamiento recién descubierto, la última Mazda5 reafirma su lugar como una firme opción para un pequeño sedán o hatchback.

Mazda ha revelado las especificaciones de sus modelos Mazda6 2017 y Mazda5 2017, destacando por sobre todo la incorporación de la tecnología G-Vectoring. En el caso del Mazda6, el fabricante japonés ha dicho que ha priorizado la mejora del interior, incluyendo un paquete de gama alta con asientos de cuero Nappa. Sin ir más lejos, en la versión Style incorpora un sistema muy cotizado como el de asistencia a la frenada automática en ciudad, ordenador a bordo, nuevo mando HMI, climatizador bizona o control de crucero, entre otras muchas opciones. Sin llegar al límite, pero aprovechando sus características deportivas enlazando revueltas, descubrimos que a este 3 Sedan le cuesta un poco entrar en la trazada marcada y hay que vigilar esta tendencia y tenerla presente para evitar cualquier tipo de imprevisto. Para acabar, buscando más lo anecdótico que lo fundamental, ampliamente comentado ya, decir que nos encanta ver esa doble salida de USB que nos garantiza cargar el móvil y escuchar la música almacenada en una llave USB a la vez.

Las laterales son estupendas, no hay problema de espacio, lástima de túnel de transmisión voluminoso en la central. Con este sistema podremos usar nuestro teléfono inteligente y recibir mensajes de texto o correo electrónico, así como conectarnos a nuestras redes sociales. Por lo que respecta a las motorizaciones el Mazda5 estrena los propulsores Skyactive. Con la elección de motores y su configuración se apuesta por algo que en Mazda denominan ‘rightsizing’. El Mazda5 sedan es un buen sustituto para los que busquen algo exclusivo sin dejarse un dineral en una berlina más grande, pesada y cara. KILÓMETROS PRUEBA – 590 kms PORCENTAJE (Ciudad-carretera-autovía) 40%-20%-40% RIVALES Volkswagen Jetta, Chevrolet Cruze, Skoda Octavia, Mercedes Clase A, Mercedes CLA, Toyota Prius, BMW Serie 2 Coupé, SEAT Toledo, Audi A3 Sedan, Ford Focus Sedan, Skoda Rapid, Opel Astra Sedan, Renault Fluence, Hyundai Elantra. FICHA Mazda5 Sedan 2.2d Luxury 6V 4p Cubicaje / Potencia: .2191 cc / 150 CV a 4.500 rpm Caja de cambios: Manual, 6 velocidades Alimentación: Inyección directa.

En autovía y autopista no iguala el confort y el dinamismo del Mazda 6 por muy poco, fruto de una pisada firme y una buena insonorización. Una cosa que nos preocupa es el precio, que con todas estas mejoras se da por supuesto que subirá en comparación con el modelo anterior. Así será el MPS Desde Mazda han dicho que los rumores del turbo no son del todo ciertos, pero que continuan sus investigaciones para que sea posible. Destaca el control centralizado HMI mediante un botón giratorio en la consola central, por detrás de la palanca de cambios. La gama de motores se completará con una nueva generación de motores SKYACTIV-G entre 1.5 y 2.5 litros, un diésel SKYACTIV-D con 2.2 litros y una opción híbrida que de momento solo se comercializará en Japón. Su lanzamiento en Europa se producirá el próximo otoño. Por su estética, el Mazda5 será un compacto que “entre por los ojos” sobre el En lo estético quizás sobren las palabras.

El sedán compacto y el hatch también reciben nuevos diseños de llantas de 18 pulgadas y dos nuevos colores de pintura: Machine Gray Metallic y Eternal Blue Mica. En el interior, el freno de mano ha sido sustituido por una unidad electrónica, así como también se ha modificado el panel de instrumentos. Hay más espacio para la cabeza en la parte trasera, que en la delantera. El portón trasero, ofrece 20.2 pies cúbicos detrás de su asiento trasero, mientras que el plegado de los asientos se obtiene un generoso 47.1 pies cúbicos. Los respaldos de los asientos traseros se abaten de forma que el maletero, de 350 litros en la versión 5 puertas, puede ampliar su capacidad hasta los 1.250. ver galería Mazda5 Este es el mando rotativo situado detrás de la palanca de cambio, con el que controlamos todos los sistemas de audio, navegación, conectividad y configuración del vehículo. 120 CV MT Luxury: 23.100 € Mazda5 2.0 l. 120 CV AT Luxury: 24.900 € Mazda5 2.0 l.

En general, los mandos están bien emplazados, si bien es cierto que aquellos que desactivan funciones secundarias -como el del stop/start, el del control de presión de neumáticos, el del control de tracción, el del avisador de salida del carril- están agrupados a la izquierda del volante y hay que apartar la mirada para dar con el que queramos pulsar. A la hora de verificar la amplitud, se nota que esta generación ha ganado en distancia entre ejes, lo cual ha beneficiado a los pasajeros que viajan detrás, quienes disfrutan de un más que buen hueco para las piernas. A la izquierda un TFT con información sobre el cambio de marcha o la marcha engranada, además de los trip, mientras que en la derecha aparece el nivel de combustible y los datos del ordenador de a bordo, muy coherentes. Para redondear, y aunque sea un vehículo de una categoría distinta, el SUV CX-5 comparte el motor 2.0G de 165 CV (160 en Automático), y el 2.2D con 150 CV, y también 175 en Automático.

Además, su coeficiente aerodinámico es de 0,275 Cx, un valor inmejorable logrado gracias a un dispositivo móvil que cierra o abre el paso de aire hacia el motor. En este punto también resulta clave la nueva carrocería, más ancha, baja y larga que la de su antecesor. ¿Merece la pena frente a sus rivales? Juzga tú mismo. Mazda5 2.2 DE Luxury 150 CV, la prueba 41 Nuestra valoración: 7.8 notable 9 8 8 7 8 7 Destacable Imagen atractiva. Comportamiento dinámico. Confort de marcha. Mejorable Plazas traseras. Cambio automático. Head Up Display poco útil. El Mazda5 es un éxito desde su llegada al mercado hasta el punto de ser uno de los modelos con más demora para satisfacer los pedidos. Y es que el modelo más vendido de la firma oriental incorpora como novedades la tecnología Skyactive y el nuevo diseño Kodo. Lo primero que llama la atención es precisamente su nueva línea de diseño Kodo, que significa “alma del movimiento”. Así pues, esto no afecta a su condición de compacto ideal para todos aquellos que pretendan utilizar el coche en entornos urbanos con trayectos razonables, aunque tampoco tenemos ninguna duda de que es capaz de responder perfectamente en recorridos más largos. Mazda5 El nivel de equipamiento también mejora, y en este sentido ofrece uno de las ofertas más competitivas de su segmento.

El i-ACTIVSENSE también nos advierte de los cambios de carril involuntarios y los objetos en el ángulo muerto. Con su generosa cilindrada, su elevada cifra de par -38,7 kgm-, su baja relación de compresión y, sobre todo, con su doble turbo, está un paso por delante de gran parte de la competencia. Sus líneas poderosas y su diseño ergonómico ayudan a concentrarse sin esfuerzo en la carretera. Para celebrar su llegada al universo KODO, uno de ellos es el Soul Red Metallic, quizás el tono de rojo más emocional, y dos colores totalmente nove­dosos en Mazda: el Titanium Flash y el Deep Crystal Blue, que era el color de nuestra unidad de pruebas y que, en mi opinión, es un color realmente atractivo que gana en directo. Su funcionamiento es muy sencillo y, curiosamente, no permite un uso táctil en marcha para evitar distracciones al conductor.

Los bajos también han sido carenados y se han instalado nuevos deflectores para los neumáticos. Un diseño horizontal y sobrio en el habitáculo Mazda5 2013 El equipo multimedia se maneja con una interfaz giratoria instalada en la consola central o por los clásicos comandos por voz. A bordo tenemos un habitáculo con un diseño mucho más conservador que lo que cabría esperar de su estética exterior. ver galería Mazda5 Este es el cuadro de relojes. Opcionalmente se podrá configurar con un equipo de sonido BOSE. El equipo multimedia se maneja con una interfaz giratoria instalada en la consola central o por los clásicos comandos por voz. El Mazda5 estrena el nuevo motor SKYACTIV-G 1.5 de 100 CV Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Mazda5 El Mazda5 también será innovador por estrenar nuevos motores SKYACTIV de menor cilindrada. En la versión SportSedán, sin portón y con maletero, no existen esas pequeñas prominencias.

Como su antecesor, el Mazda5 también está disponible en versión SportSedán -4,58 metros de largo-, por 500 euros extra y cuyo maletero arranca en 419 litros. Lo habíamos probado con el propulsor diésel 2.2 Skyactiv-D de 150 CV y cambio automático, y más tarde también lo hacíamos con el 2.0 Skyactiv-G, de gasolina y 120 CV. Escalón de entrada a la gama Ahora le ha tocado el turno a la variante más accesible a todos los niveles, pues este 1.5 Skyactiv-G es el escalón de entrada a la gama mecánica. El peso total del coche es de 1.200 kg. Al igual que sus hermanos de gama, el nuevo Mazda5 luce el estilo distintivo KODO, con la parrilla delantera en forma de ala. Apenas monta extras el coche que hemos tenido en nuestro poder, sin llegar en ningún caso a los 28.000 euros, y eso que montaba hasta un Head Up Display. Detalles que nos han gustado mucho, aparte de que nos muestre la marcha que está engranda en cada momento, la función eco del climatizador bizona nos ha encantado, o el doble USB en una guantera central bastante espaciosa. Los asientos son de nuevo diseño, y tienen ahora un respaldo más confortable.

El guiado es intuitivo y no ha dado lugar a una sola equivocación en los miles de veces que hemos hecho uso de ella. Del motor tampoco nos podemos quejar. Aquí todo es más habitual y no hay asincronías raras. Mediante el uso de la computadora a bordo del vehículo, G-Vectoring Control de ayuda a minimizar los movimientos del volante realizadas inconscientemente, subviraje correcta, minimizar el cabeceo y balanceo, mejorar la precisión de la dirección y reducir sacudidas. G-Vectoring Control de hará su debut en los EE.UU. Los mandos de climatización, que están situados debajo de las salidas de ventilación centrales, poseen un elegante aspecto tridi­mensional, con mandos circulares. Simple, con un gran cuentrarrevoluciones en el centro y la lectura de velocidad en pequeño o bien en el Head-up Display que podéis ver en posición superior. o las 15.692 de un Golf -es decir, por cada Mazda5 se venden 10 VW Golf-.

Es el motor ideal para aquellos que echan de menos el ese tacto suave y refinado de los motores de gasolina de antes de que entrasen en vigor las medidas anticontaminantes, sin tener que pagar un elevado precio en consumo. En cuanto al comportamiento, el Mazda5 es un coche que se conduce fácil, no falta precisión ni aplomo, y frena bien y de forma muy estable. Sigue un buen hueco para dejar el móvil, monedas, la cartera o lo que veas, y estamos ya con la palanca del cambio, manual, de seis velocidades, también con pespuntes rojos en el cuero negro. Si bien en marcha este motor resulta más satisfactorio de lo que en primer lugar podemos esperar de esos 105 CV, a la hora de ir cargados es probable que echemos en falta que su potencia no llegue hasta los 120 CV. El nuevo Mazda5 ya está aquí. Esta definición, que así comentada puede parecer poco creíble, es lo que realmente ha inspirado a los diseñadores japoneses a la hora de definir las formas de este coche. Si observais un Mazda CX-5, un Mazda6 y este nuevo Mazda5, vereis que sus líneas estéticas coinciden, y parecen crear esta impresión.

Sin embargo, oficialmente esta versión no dispone de una promoción… Si bien es mucho más grande que las anteriores Mazda ha utilizado, su ubicación en la parte superior del tablero parece como si estuviera fuera del lugar de un modo exclusivo. Por el lado positivo, el controlador de información y entretenimiento entre los asientos delanteros opera con una sencillez y lógica que es muy refrescante en comparación con los sistemas más ambiciosos y complejos. Eso sí, su compacto motor de tres cilindros suma turbo y tiene un par motor de 17,3 mkg, pero un cambio manual de 5 velocidades. Con todo ello, el consumo medio se ha quedado en unos ajustados 6,4 l/100 km, dos décimas por debajo del 2.0 Skyactiv-G de 120 CV. Como todos los coches de la casa japonesa, este Mazda5 luce un comportamiento sensacional, pues apuesta por suspensiones independientes en ambos ejes, una rápida dirección, unos frenos potentes… “Con el fin de hacer eso, vamos a seguir actualizando nuestros modelos con tecnologías de próxima generación basados en nuestra filosofía de desarrollo centrado en el ser humano, sin preocuparse por el tiempo de rediseños.”

Su forma sugiere unas alas, un sol y un círculo de luz. Pero en el dossier aparece un asterisco que indica que estos CX son cuando lleva las persianas variables para el radiador; ahora bien, no se deja claro cuales son las versiones que las llevan y cuales no. Bajo el cofre, el fabricante ha hecho unos cuantos ajustes sutiles a sus motores de inyección directa SKYACTIV-G, tanto para el Mazda6 como para el Mazda5. Su batalla ha crecido para mejorar el aplomo y distribuir mejor el espacio a bordo. Sus líneas poderosas y su diseño ergonómico ayudan a concentrarse sin esfuerzo en la carretera. Y en el más prestacional de 165 CV (de nuevo a 6.000 rpm), la inyección ha sido mucho más generosa, ya que el par todavía está nada menos que en 19,7 m.kg. En pruebas independientes, esta versión consiguió alcanzar 60 mph en 8.3 segundos (mejor que el promedio en el segmento).

Aunque podemos encontrar algunos puntos en común con el del Mazda6 o el CX-5, como el volante, la palanca de cambios, las rejillas de ventilación, entre otros, en el nuevo modelo cambian algunas cosas debido a la inclusión de nuevo equipamiento y a la necesidad de dar un aire más deportivo al habitáculo. Entre 2.000 y 2.500 rpm hay poca mejoría; pero a partir de ahí viene el “tirón”, ya que a 3.000 rpm hemos llegado a 21,0 m.kg, para tener luego una suave subida hasta alcanzar –para los tres motores, como ya hemos dicho- el máximo de 21,4 m.kg a 4.000 rpm, que corresponde a 120 CV. La reducción de los asientos traseros del hatchback, no requiere la eliminación de los reposacabezas. El Mazda5 Grand Touring viene equipado con frenos de disco antibloqueo, control de estabilidad y tracción, reposacabezas activos delanteros, airbags laterales delanteros y airbags laterales de cortina. Un sistema de monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado trasero, una cámara de vista trasera, advertencia de colisión y mitigación, control automático de luz de carretera y control de crucero adaptativo.

El paquete de tecnología disponible incluye un sistema de advertencia de cambio de carril, advertencia de colisión hacia adelante y Smart City Brake Support de Mazda, que es un sistema de colisión de mitigación que puede automáticamente apretar frenos del carro a baja velocidad si el conductor no reacciona ante una colisión inminente. Es una cifra similar a la del maletero de un Peugeot 308 o un Ford Focus, pero el resto de competidores, en su mayoría, ofrecen mayor espacio de carga. Desde este punto de vista, resulta preferible al anterior 1.6 aunque no al sempiterno 2.0 que gracias a la tecnología SKYACTIV, ofrece en su variante de 120 caballos unas prestaciones superiores y unos niveles de emisiones y consumo calcados a los del citado 1.5. Los precios indicados corresponden a una oferta de lanzamiento con descuentos promocionales, plan PIVE y un plan de financiación que además añade 5 años de garantía y 5 años de mantenimiento incluido.

Mazda espera vender un 25% de la gama Mazda5 asociada a este nuevo motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV. El recorrido por el que hemos podido conducir el Mazda5 SportSedán con el nuevo motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV combinaba carreteras de montaña, ciudad y vías rápidas por un trayecto de más de 200 kilómetros, lo cual nos sirve para analizar con todo detalle las posibilidades y rendimiento de este motor diésel. y no es ningún ‘farol’, este 2.2 llega allí sin dificultad, algo inédito en este tipo de mecánicas. Sobra decir, por lo tanto, que estamos ante uno de los aspectos más destacados del modelo y que si este tetracilíndrico ya hacía buen papel en modelos más grandes y pesados como el Mazda 6 o el todo camino CX-5, en el Mazda5 consigue hacer de esta berlina un automóvil verdaderamente rápido, con un 0 a 100 km/h en tan sólo ocho segundos y una velocidad máxima de 213 km/h; pero no es sólo eso, además, como era de esperar, sus recuperaciones son magníficas y los adelantamientos se realizan con total seguridad y rapidez.

A partir de aquí empiezan las diferencias. El freno de mano está accionado, pero de todas maneras, se aprecia que es molesto para el codo derecho; y el pico de la tapa de la consola central tampoco es que ayude mucho, precisamente. El freno de mano está accionado, pero de todas maneras, se aprecia que es molesto para el codo derecho; y el pico de la tapa de la consola central tampoco es que ayude mucho, precisamente. En los tres casos, la caída del par es prácticamente lineal, pero con gradientes variables: en el de 120 CV, la potencia se mantiene constante hasta las 6.000 rpm, régimen al cual el par ha caído hasta 14,3 m.kg. Atrás, hay espacio de sobra para tres adultos. Y hay una diferencia notable entre aquel entretenido Civic, en el que había que ir con la mano derecha continuamente en el pomo de la palanca de cambios, y este “3” Sedán con 120 CV y 21,4 m.kg de par máximo. Mazda lo hace con el 3 SportSedan y una muy interesante versión diesel capaz de enfrentarse a las marcas premium.

Exclusividad: dentro del mundo del automóvil, casi todo el mundo asocia ese concepto al hecho de lucir un determinado emblema en el morro del coche. En todo caso, durante nuestra prueba ha estado rondando los 5,8 litros de media cada 100 km, que es una cifra contenida y favorecida asimismo por la buena aerodinámica del modelo o porque cuenta con ayudas como el stop/start o el sistema e-loop encargado de recuperar parte de la energía que, normalmente, se desperdicia durante las frenadas. El tema de la transmisión es peculiar; ojo, no por el manejo del cambio manual de seis marchas, que resulta sencillamente perfecto por agradado, rapidez, tacto… ver galería Mazda5 Mazda5. Desde los primeros compases de nuestro contacto con los motores Mazda SkyActiv (con el CX-5) dijimos que el verdaderamente notable era el de gasolina, más que el turbodiesel; este resultado no hace sino avalar dicha afirmación. En nuestro 120 CV de pruebas, los faros de xenón no tenían las funciones de cambio de luces automático ni de giro en curva, pero su eficacia en alumbrado frontal seguía siendo excelente.

En nuestro 120 CV de pruebas, los faros de xenón no tenían las funciones de cambio de luces automático ni de giro en curva, pero su eficacia en alumbrado frontal seguía siendo excelente. Y es que por delante de él en la clasificación de gasolina no hay más que coches híbridos u optimizados del segmento B (más el Golf y el A3 con desconexión de cilindros), o bien algún segmento A/B muy ligero y poco potente, como el trío Mii/up!/Citigo o el Peugeot 208 1.0. Junto a la palanca del cambio, una ruleta para actuar con la pantalla del navegador y apenas cuatro botones para efectuar todas las combinaciones que se te ocurran, que se denomina HMI Commander. Estas nuevas medidas le dan un mayor empaque, y contribuyen a crear esa imagen de la que en Mazda se sienten tan orgullosos: el coche da sensación de velocidad, de condensar energía, como un animal agazapado preparado para cazar su presa.

Para hacernos una idea general, partimos desde los 22.525€ en el Style 5 puertas de cambio manual hasta llegar a los 27.065€ del 5 puertas con acabado Luxury y cambio automático. Pero, y aquí está lo bueno, sin que esta relativa alegría en la utilización del cambio penalice el consumo, a diferencia de lo que ocurre en muchos otros motores; a éste, subir de vueltas no le supone mayor problema, y debido a la combinación de sus tres factores de funcionamiento antes comentados, su frugalidad se mantiene incólume. En nuestro acabado, el Luxury, el más equipado de todos, una pantalla de 7 pulgadas preside en lo alto del todo la consola central. La gama del Mazda5 cuenta con tres propulsores de gasolina y uno solo de gasóleo. Se especula sobre un Mazda5 MPS para el año 2015 o 2016. La llegada de este motor es de vital importancia para un modelo como el Mazda5, y es que a partir de ahora habrá un nutrido número de clientes que opten por esta mecánica.

El nuevo motor 1.5 SKYACTIV-D ya lo hemos visto en modelos como el también nuevo Mazda CX-3, pero todavía no estaba disponible en el Mazda5. Y con esta idea nos llega el nuevo Mazda5, que supone la tercera generación de este modelo. Una seña de identidad que siempre ha caracterizado al Mazda5 es la posibilidad de elegir entre la carrocería de 5 puertas o la SportSedan de 4 puertas, y es precisamente esta última carrocería con el acabado Luxury y el motor SKYACTIV-G de 120 c.v. Como su antecesor, el Mazda5 también está disponible en versión SportSedán -4,58 metros de largo-, por 500 euros extra y cuyo maletero arranca en 419 litros. Lo habíamos probado con el propulsor diésel 2.2 Skyactiv-D de 150 CV y cambio automático, y más tarde también lo hacíamos con el 2.0 Skyactiv-G, de gasolina y 120 CV. Escalón de entrada a la gama Ahora le ha tocado el turno a la variante más accesible a todos los niveles, pues este 1.5 Skyactiv-G es el escalón de entrada a la gama mecánica. Y si lo haces, responde empujando con energía hasta el corte, y el ruido no resulta molesto ni incómodo. La consola central también ofrece un diseño sencillo y funcional. Una pena este olvido tan tonto y pensamos, fácilmente subsanable.

Mazda5 Sedan Miramos hacia atrás, y descubrimos unas plazas traseras coherentes y bien definidas. Paralelamente, se ha incrementado 60 mm. El sedán compacto y el hatch también reciben nuevos diseños de llantas de 18 pulgadas y dos nuevos colores de pintura: Machine Gray Metallic y Eternal Blue Mica. En el interior, el freno de mano ha sido sustituido por una unidad electrónica, así como también se ha modificado el panel de instrumentos. A partir del variador, ya se pueden hacer más cosas, como ha demostrado Toyota con el motor de su Prius; pero es Mazda quien ha llegado hasta las últimas consecuencias, consiguiendo además sacar hasta 82,5 CV/litro a 6.000 rpm. También podreis conectaros a la plataforma en la nube Aha, que ofrece más de 30.000 emisoras de radio, podcasts, audiolibros, servicios de búsqueda personalizada y audio feeds de Facebook y Twitter. pero en este acabado Luxury se incluye de serie y muestra desde la velocidad a indicaciones del navegador, advertencias de la distancia que nos separa con el vehículo que nos precede…

Como decimos, el diseño es muy atractivo y, como suele ser habitual en Mazda, con cierto toque deportivo, como demuestra la instrumentación con un gran cuentarrevoluciones en el centro -y un pequeño display para la velocidad en su parte inferior-, el pequeño y agradable volante, la palanca del freno de mano muy a mano -no hay posibilidad de incluir un freno de mano eléctrico por botón- o la apuesta por tonos oscuros salpicados por inserciones tanto en tono metalizado como en negro brillante. La calidad es realmente buena; es fácil apreciar este aspecto porque la unidad de pruebas ya contaba con cerca de 17.000 km y, en marcha, no se apreciaban ruidos de desajuste u otro tipo de grillos. Este tipo de coches suelen tener el maletero añadido de mala manera, como pegado a última hora, y este Mazda5 Sedan parece estar diseñado incluso antes que el hatchback. y muy poco en términos generales en una utilización real comparado con otros motores de potencia similar.

Esta modificación mejora la visibilidad frontal, a lo que se suma que los retrovisores exteriores se han reubicado para una mejor visibilidad en cruces y giros. Mazda5 SportSedan Exterior Gracias también al nuevo diseño, más ancho y con mayor distancia entre ejes, el Mazda5 es líder en su clase en cuanto a espacio para los hombros en las plazas delanteras y traseras; también es de los mejores en la cota de espacio para las piernas. Otra alternativa muy interesante, menos pasional y más racional -con más maletero y espacio- es el Skoda Octavia 2.0 TDI Laurin Klement, el único que puede rivalizar en cuanto a equipamiento de serie con el Mazda y que gracias a su actual promoción se queda en 28.660 euros. Después de muchos años con diesel que ‘no dicen nada’ hasta cerca de las 1.600 rpm, el del Mazda ya tiene contundencia y solvencia desde apenas 1.000 rpm, con una respuesta al acelerador instantánea, da igual la marcha que llevemos insertada.

En Diesel la única opción inicialmente será el SKYACTIV-D de 2.2 litros con 150 caballos de potencia. De momento el Mazda5 solo se comercializará con una carrocería de cinco puertas, aunque suponemos que al menos se añadirá una carrocería sedán más adelante. En cifras, el nuevo Mazda5 es más ancho, bajo y largo que su predecesor. ¿Te subes? Diseño Exterior Al igual que los anteriores modelos basados en el lenguaje de diseño KODO de Mazda, el nuevo Mazda5 se caracteriza por una planta firme, enfatizada por el habitáculo, de aspecto compacto y desplazada hacia atrás. La consola central asimétrica señala la frontera entre las dos zonas, delimitando sus res­pectivos atributos. Mazda5 SportSedan Salpicadero El espacio del conductor busca dar la sensación de ser el cockpit de un piloto. y los modelos alemanes mencionados al principio. Hay muchos motivos para calificar a este Mazda5 como exclusivo; el más subjetivo, como veremos más adelante, es el del diseño… Prueba del Mazda5 SportSedan 2.2D de 150 CV. El Mazda5 SportSedan nos ha dejado un fenomenal sabor de boca.

Atrás, hay espacio de sobra para tres adultos. Otros colores disponibles para el compacto nipón son: Soul Red, Blue Reflex, Snowflake White Pearl, Aluminium Metallic, Meteor Gray, Jet Black y Arctic White. ¿Buscas coche NUEVO? Descubre nuestras ofertas » Diseño Interior Es cierto que las atractivas formas de la carrocería crean unas expectativas sobre el interior que esperamos que se vean cumplidas cuando abrimos la puerta para acceder al habitáculo. y caro Consumo Mazda5 2.2 DE Automático: Skyactiv al poder Ficha técnica El Mazda5 2017 recibe los cambios menores de estilo, con un diseño frontal ligeramente diferente y una parrilla más redondeada. aunque en la práctica debe rondar cerca de los 480 litros, de forma que no está mal para su segmento -en este apartado, la referencia son los Skoda, siempre bien por encima de los 500 litros-. Concretamente, el Mazda5 de tercera generación mide 4,47 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 1,45 metros de altura. Neumáticos en medida 215/45 con llantas de aleación de 18″.

Por último, el maletero, de manera oficial, tiene 419 litros, aunque se nos antoja que tiene capacidad de sobra para todo lo que necesites llevar en un viaje. Momento de la conducción, momento para apreciar de nuevo el gran trabajo que han realizado en Mazda con un chasis cuyo origen es el de un compacto. Y respecto al peso, es curioso que los datos oficiales le den el mismo a ambas carrocerías con el motor 1.5G; pero que, a partir de ahí, sea más ligero el Sedán, y en proporción variable: son 5 kilos menos con el 2.0G de 120 CV, y 10 kilos con el 2.2D. Un joven/viejo conocido de hace dos semanas: el Mazda-3 Sedán. Un joven/viejo conocido de hace dos semanas: el Mazda-3 Sedán. Podría decirse que, entre los de gasolina, ésta es la variante más “clásica” del Mazda-3: línea Sedán en cuanto a carrocería, más familiar por volumen de maletero, y con el motor de mayor cilindrada pero teóricamente más “tranquilo” por curva de potencia, y con desarrollos más largos, para unos cruceros relajados y económicos.

Gracias a esta tendencia el nuevo Mazda presenta un aspecto más ancho y bajo que el de su predecesor, unos pasos de rueda musculosos y un perfil mucho más deportivo. Teniendo en cuenta el público al que se dirige este modelo y los precios de sus competidores, es muy probable que Mazda haya acertado lanzando ahora esta versión menos potente, más eficiente y sobre todo más asequible. Mazda5 Con un consumo medio homologado de 3,8 litros cada 100 kilómetros –que tal como nos aseguran, dista escasamente del consumo final real, a diferencia de otros competidores- y un nivel de emisiones por kilómetro de 99 gramos de CO2, este Mazda5 consigue un nivel de eficiencia energética realmente bueno. La dirección, tan precisa como rápida -apenas 2,5 vueltas de volante-, sirve para encadenar curvas sin esfuerzo y con notable agilidad, ayudada por un eje delantero que lleva bien a cabo la tarea de guiar al vehículo y transmitir la generosa potencia del motor diesel.

El nuevo Mazda5 ya está aquí. Hay buen espacio, calidad de acabados y buena atención al detalle. Clase, elegancia, cuidado por el detalle y un ordenador de a bordo muy completo y fácil de configurar, aunque los parciales siguen estando a merced de un botoncito que sale del propio panel, detrás del volante. El propio volante tiene un tacto fenomenal, y la disposición de los botones en el mismo es lógica y funcional, nada que reprochar aquí. Que me voy por las ramas, el caso es que el modelo 2012 gasta menos que el modelo 2009, pero muy poco menos. Mazda5 (2012) Mazda5 (2012) Diferencias entre el Mazda5 1.6 del 2009 y del 2012 Según el dossier de prensa, del 1.6 gasolina atmosférico 2009 al 2012 lo único que ha cambiado es el indicador de recomendación de cambio de marcha, y la quinta es un poco más larga.

La belleza del Mazda6, en pequeño El coche es visualmente más estilizado y se nota muy trabajado en todos sus detalles estéticos. Siguiendo la línea de sus hermanos Mazda 2 y Mazda CX-3, la última generación del Mazda5 incorporará desde ahora una unidad de potencia diésel SKYACTIV-D de 1.5 litros con 105CV y 270 Nm de par máximo, disponible tanto en la carrocería de 5 puertas como en la berlina SportSedán. El empleo de aceros de alta resistencia ha permitido que el Mazda5 sea más ligero que su predecesor, partiendo de los 1.190 kilogramos en orden de marcha del SKYACTIV-G 1.5 de 100 CV. Lo normal es que los consumos sean siempre superiores a los homologados (¿cómo se consiguen?), aunque hay honrosas excepciones. Otros rasgos singulares son su generosa distancia entre ejes de 2,7 metros, la cabina retrasada -lo cual consigue que el capó sea muy alargado y con mucha ‘presencia’-, lo bien integrado que está el tercer volumen… Hasta la fecha, la fuerza de aceleración lateral y longitudinal (G) han sido controlados por separado. Este modelo que utiliza la plataforma del Ford Focus II, fue introducido en el año 2004, reemplazando al Mazda523. El Mazda5 del 2014 está completamente rediseñado, su tercera generación.

Gracias a la buena fama de sus antecesores y a un diseño muy agraciado, las ventas de este modelo están funcionando bien. Además, la visibilidad hacia atrás no es demasiado buena debido a una luneta posterior estrecha y un pilar C muy ancho. Otras mejoras de la cabina incluyen un volante “importado” desde el CX-9 2016, con una forma más ergonómica y nuevas funciones integradas, además de un calentador de volante, pantalla con controlador TFT a todo color, calefacción en los asientos traseros, e insonorización. Relacionado: El motor rotativo del nuevo Mazda RX será turbo-comprimido En cuanto a los retoques exteriores, Mazda ha añadido un nuevo color de pintura gris metálico… y eso parece ser todo. Es realmente suave y agradable, subiendo con energía de vueltas cuando se lo pedimos -el cuentavueltas digital es algo pequeño-. En el caso del de 145 CV (también a 6.000 rpm), el par se ha mantenido bastante más fuerte, puesto que todavía es de 17,3 m.kg. Según el acabado y la motorización puede montar una parrilla activa, que mantiene cerrada la calandra si las necesidades de refrigeración son mínimas, por ejemplo, en invierno.

Es cierto que todavía quedan un par de años pero la verdad que promete y valdrá la pena la espera por este musculoso japonés. Con un motor gasolina SKYACTIV de 2.5 litros bastante modificado, turboalimentado y con tracción integral, le saldrá un nuevo rival al Volkswagen Golf R32 y al Mercedes A 45 AMG. También valoramos positivamente la visibilidad e información en el Head Up Display de nuestra unidad. Si aplicáramos esta idea al segmento de los modelos compactos, quedaría claro que modelos como el Audi A3, el Mercedes Clase A o el BMW Serie 1 aparecería en el listado de ‘exclusivos’. Además, su resultado es simbólicamente superior (6,909 l/100 km), y por ello está en la tabla por encima del “3” Sedán (6,914), pero en los datos que damos con dos decimales –lo que a algunos ya les molesta- están empatados como 6,91. Asimismo, Mazda ha sabido mantener el espacio para la cabeza, a pesar de la reducción de 15 mm en la altura general del coche.

Los asientos son capaces de envolver a los ocupantes, pese a no ser de corte deportivo, propor­cionándoles una posición natural con buen apoyo y una sujeción magnífica. Las líneas virtuales del salpicadero se alargan hacia las salidas de aire laterales y hasta los tiradores de las puertas. Y por fin la pantalla multimedia puede ser de un buen tamaño, algo que siempre echábamos en falta en el anterior Mazda5. Existen dos tipos de pantallas, una monocroma con botones para el manejo de las funciones, y la de nuestra unidad de pruebas, que es a color, táctil y que se puede controlar también desde el mando central. Por ejemplo, no hemos sido capaces de encontrar el modo de silenciar las indicaciones del navegador, aunque no negamos que es más que útil que te avise con antelación de la cercanía de radares fijos. Del acabado superior, el Luxury destacamos el asistente de cambio de carril (RVM), la pantalla Head up Display y los sensores de aparcamiento delanteros y traseros. El ADAC prueba los coches en carreteras abiertas, no en laboratorio.

La “noticia” es que no solo ha igualado dicha cifra en condiciones reales, sino que la ha bajado en una décima. Lo cierto es que en un modelo con un toque tan rácing como éste no la hemos echado mucho de menos, pero nunca está de más ofrecer esa posibilidad a un comprador, sobre todo cuando en tu competencia -Audi A3 Sedán, VW Jetta… Sencillamente creo que estamos ante el mejor motor de gasolina sin turbo en esta categoría de potencia. Ojo, que quede claro que no puede competir en consumo puro y duro con los TDI, HDI, etc. Además, la visibilidad hacia atrás no es demasiado buena debido a una luneta posterior estrecha y un pilar C muy ancho. El maletero, con sus 400 litros largos, cumple con su función, aunque pesábamos que habría más diferencia en tamaño con su homólogo compacto. Hablamos ahora de las cualidades dinámicas del Mazda5 Sedan 2.2d Luxury de 150 CV y no tenemos más remedio que tirar de continuismo con la línea que venimos siguiendo tras hablar de diseño, exterior e interior.

Además de la característica parrilla en forma de ‘V’, el capó alargado y la cintura alta –detalles comunes en los Mazda actuales–, el 3 añade un punto personal con una trasera muy recogida, casi de estilo ‘coupé’. Pero a partir de ahí se cierra el “grifo”, y el par cae en picado en los tres, por lo que no interesa pasar de 6.200 rpm, aunque el motor suba más, pero ya sin fuerza; como resulta fácil deducir, se trata de un ejercicio de estilo, sacando tres motores de uno. La actualización y puesta al día del diseño interior, de la disposición de los elementos y los tejidos y guarnecidos elegidos raya a gran altura. El i-ACTIVSENSE también nos advierte de los cambios de carril involuntarios y los objetos en el ángulo muerto. Sea como sea, el “6” tiene 208 km/h de punta, con 145 CV, frente a los 198 km/h del Sedán, con 120 CV; más o menos, también esta correlación resulta razonable. El Head Up Display (HUD) que nos informa de la velocidad y los datos del control de crucero adaptativo tiene una grafía un tanto pequeña, que obliga a fijar la vista con atención.

El Head Up Display (HUD) que nos informa de la velocidad y los datos del control de crucero adaptativo tiene una grafía un tanto pequeña, que obliga a fijar la vista con atención. Pero, en último término, lo que aquí más nos interesa son los consumos, y en este apartado el Sedán de 120 CV consigue un resultado excepcional, como lo demuestran estos datos: Mazda-3 2.0G 120 CV: Consumo: 6,91 l/100 km. Lo cierto es que en un modelo con un toque tan rácing como éste no la hemos echado mucho de menos, pero nunca está de más ofrecer esa posibilidad a un comprador, sobre todo cuando en tu competencia -Audi A3 Sedán, VW Jetta… La muestra la tenemos en un cuadro de mandos con una esfera circular central con un indicador analógico para el cuentarrevoluciones y digital para el velocímetro. Tampoco hay que olvidar que aquellos que lo deseen pueden optar por la variante con acabado Style, por 24.600 euros.

Entre sus competidores, el Audi A3 Sedán 2.0 TDI de 150 CV es el que, posiblemente, le puede poner las cosas más difíciles, sobre todo porque en su acabado más completo, el Ambiente, sale por 30.990 euros, es decir, no es mucho más caro. Hay buen espacio, calidad de acabados y buena atención al detalle. Aún así, el motor 1.5 SKYACTIV-D consigue ofrecer unos resultados francamente buenos, moviendo con mucha soltura la carrocería del Mazda5 y cumpliendo sobradamente con todo cuanto le pedimos. Por lo que se refiere al bonito Mercedes CLA 200 CDI de 136 CV su precio es de 33.625 euros, pero no es tan rápido como el Mazda. Creo que hubiera sido más acertado un freno de mano electrónico, y más tratándose de un coche que quiere presentar una imagen de avanzada tecnología y modernidad en el diseño. La nueva gama del Mazda5 arrancará en unos 18.000 euros, precio aproximado. aunque es más que probable que en el concesionario se pueda lograr algún descuento. Si no deseas tanto equipamiento y te conformas con menos, ahorrando 2.500 euros tienes el acabado Style, que tampoco está nada mal.

En la versión SportSedán, sin portón y con maletero, no existen esas pequeñas prominencias. Al igual que la parrilla, el sólido portón trasero parece sobresalir. En su variante más potente –165 CV–, este atmosférico cuenta con potencia más que suficiente para adelantar con holgura en carretera aunque es un propulsor que pide ir alto de vueltas. Nunca está de más tenerlo a golpe de ojo y ahorrarte algún cambio precipitado o que alguna vez se te pueda calar. Como suele ser habitual, conseguir los consumos homologados es prácticamente imposible, encontrando al final de esta prueba un consumo medio de 4,6 l/100 Km, lo que supone 0,8 l/100 Km más que el consumo homologado. La cifra de consumo final obtenida me parece un dato bastante bueno teniendo en cuenta que en ningún momento me preocupé por buscar la máxima eficiencia, realizando bastante detenciones y no pocas aceleraciones para incorporarme a las carreteras. Su batalla ha crecido para mejorar el aplomo y distribuir mejor el espacio a bordo.

Por ejemplo, una alerta de seguridad activa urgente desplaza inmediatamente cualquier información que esté destacada, como la velocidad actual del vehículo, y vuelve a cambiar de nuevo cuando el peligro ha pasado. La información relacionada con las comu­nicaciones y el entretenimiento aparece en la nueva pantalla TFT de 7 pulgadas, que se controla de forma táctil, mediante comandos de voz o con el nuevo mando giratorio HMI Commander. Los de Hiroshima son muy conscientes de que hay mucho en juego, la lucha por un buen pedazo del segmento C en Europa (un 25% del mercado del automóvil). De lo estético a lo tecnológico el Mazda5 se presenta como el compacto moderno y eficiente. ver galería Mazda5 Esta es la pantalla de 7 pulgadas que se sitúa en posición fija en el centro del salpicadero. Visto por detrás, puedeis ver que la versión hatchback o de 5 puertas goza de una estética más deportiva, no sólo por la presencia del spoiler, sino también por el diferente diseño del paragolpes y la visión de la doble salida de escape.

Como curiosidad, y si os fijais con detenimiento, podeis observar que en el techo de la versión compacta, justo por delante del spoiler, sobresalen dos pequeños bultos, que son consecuencia de la presencia de las bisagras del portón trasero. El empleo de aceros de alta resistencia ha permitido que el Mazda5 sea más ligero que su predecesor, partiendo de los 1.190 kilogramos en orden de marcha del SKYACTIV-G 1.5 de 100 CV. y aplicaciones muy interesantes, como las que nos muestra multitud de datos sobre lo eficiente de nuestra conducción, la que nos permite programar … Habrá alguno que diga que estaría fenomenal que la pantalla del navegador se pudiera esconder, pero bueno, no hubo muchas críticas con los primeros Mercedes Clase A o B, así que sería sorprendente que hubiera críticas ahora. El perfil inclinado del coche, que es más bajo y más ancho que el modelo de segunda generación, se eleva llamativa­mente hacia la parte trasera y se reafirma con unos pasos de rueda muy prominentes.

Mazda lo hace con el 3 SportSedan y una muy interesante versión diesel capaz de enfrentarse a las marcas premium. Exclusividad: dentro del mundo del automóvil, casi todo el mundo asocia ese concepto al hecho de lucir un determinado emblema en el morro del coche. En vivo, se percibe todavía mejor el trabajo realizado por el departamento de diseño europeo de Mazda, centrado en concebir un modelo de apariencia más compacta y deportiva. De verdad que el aspecto general es impresionante, sobre todo teniendo en cuenta que no es un coche Premium, aunque lo parezca en algunos detalles. Al volante no tardas nada en encontrar la posición ideal, gracias a unos asientos muy cómodos que recogen con practicidad. Que también exige cambiar con cierta frecuencia, dado lo largo de los desarrollos de sus tres últimas marchas (la 4ª es de 32,0 km/h exactos), pero es que así ya tenemos un dinamismo prestacional acorde con una buena relación peso/potencia.

Los refuerzos con aceros especiales de la estructura están centrados en la célula habitable (sobre todo en su zona delantera) y en la cuna del tren delantero, dejando que la zona posterior actúe como de deformación progresiva en caso de alcance o choque tras un “trompo”. Los refuerzos con aceros especiales de la estructura están centrados en la célula habitable (sobre todo en su zona delantera) y en la cuna del tren delantero, dejando que la zona posterior actúe como de deformación progresiva en caso de alcance o choque tras un “trompo”. Lo bueno de tan excelente resultado es que se consigue sin una tecnología sofisticada, al menos en su realización (aunque sí lo haya sido en su concepción): se trata de un motor 2.0 de gasolina atmosférico, ciertamente que de inyección directa (hoy en día empieza a haberlos a mansalva) y con variadores continuos de fase en ambos árboles de la distribución (también es de lo más frecuente), y con relación de compresión elevada, lo cual es simplemente un factor estructural. El primer coche que podríamos considerar comparable (y apenas si lo es) sería el Civic 1.4 de 100 CV, mucho menos prestacional (4h 47m en el recorrido) y mucho menos elástico, dada la diferencia de cubicaje.

Según homologación NEDC, gasta 6,4 l/100 km. La mayoría de los autos compactos modernos cumplen con todos estos requisitos, pero el Mazda5 se diferencia del resto por su carácter deportivo típico de la marca. Además de su diseño exterior distintivo, este japonés ofrece equipamiento avanzado e inexistente entre sus competidores como el cruise control activo , tecnología de mitigación de colisión y proyección de información para el conductor en el parabrisas . El Mazda5 2015 está disponible en versión hatchback de 5 puertas y sedan de 4 puertas . Es una prueba de conducción para informar al consumidor sobre los consumos de forma más realista. ¿Merece la pena frente a sus rivales? Juzga tú mismo. Mazda5 2.2 DE Luxury 150 CV, la prueba 41 Nuestra valoración: 7.8 notable 9 8 8 7 8 7 Destacable Imagen atractiva. Comportamiento dinámico. Confort de marcha. Mejorable Plazas traseras. Cambio automático. Head Up Display poco útil.

El Mazda5 es un éxito desde su llegada al mercado hasta el punto de ser uno de los modelos con más demora para satisfacer los pedidos. Es el modelo más vendido en la historia de esta marca, y con el que consigue el mayor volumen de ventas en todo el mundo. Al volante, con el Mazda todo ‘se siente’ un poco más; por ejemplo, la suspensión filtra lo justo para ser cómoda, pero nunca te aisla del todo de la carretera y sabes perfectamente lo que ‘está pasando ahí abajo’. Y por si esto no fuese suficiente, está disponible con llantas de 16 o 18 pulgadas. Su interior también ha cambiado bastante y ahora es más amplio y cómodo, y dispone de mayor espacio para los hombros. Cubica 419 litros por los 350 del compacto y para ello cuenta con una carrocería algo más larga –4,58 metros– pero con idéntico ancho y alto. Si el Mazda 6 suponía una prueba de fuego para la nueva estrategia de Mazda, el nuevo Mazda5 supondrá su reafirmación en Europa. Asimismo estará disponible con transmisión manual y automática, aunque esta última solo la encontraremos en el 5 puertas con acabado Luxury.

Parece más deportivo, fruto de haber retrasado el pilar A 100mm. El equipamiento de seguridad se completa con el sistema de iluminación adaptativa y luces largas automáticas, el asistente de arranque en pendiente y los controles de tracción y estabilidad, éstos últimos de serie. EVOLUCIÓN MECÁNICA En el plano mecánico, la gama de motores inicial cuenta con tres SKYACTIV-G –de gasolina–. Estarán presentes el SKYACTIV-G 2.0 con dos niveles de potencia de 120 y 165 CV. y aplicaciones muy interesantes, como las que nos muestra multitud de datos sobre lo eficiente de nuestra conducción, la que nos permite programar … En el mejor acabado, el Luxury, encontramos elementos como el Head Up Display, faros bixenón, equipo de sonido BOSE con 9 altavoces, cámara visión trasera o asistente de cambio de carril. Mazda5 ¿Y el precio del Mazda5 1.5. Ambos están disponibles en los modelos 3i y 3s.

El Modelo Grand Touring de 5 puertas, (el que probé), trae llantas de aleación de 18 pulgadas, control de crucero, teléfono Bluetooth y conectividad de audio y reproductor de CD a las ofertas de modelo de base, espejos laterales con calefacción, spoiler trasero, asientos delanteros deportivos, volante forrado en cuero, un sistema de alerta de puntos ciegos con alertas de tráfico cruzado posterior, el techo solar, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, retrovisor interior con atenuación automática y la tapicería de cuero. Los modelos Mazda5i son impulsados por un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros que produce 155 caballos de fuerza y 150 libras-pie de torque. Si no deseas tanto equipamiento y te conformas con menos, ahorrando 2.500 euros tienes el acabado Style, que tampoco está nada mal.

Por lo que se refiere al consumo, no sorprende tanto: cómo es lógico en un diesel moderno, gasta poco, pero no ‘deslumbra’, quizá también porque es un coche que anima a rodar rápido en cualquier circunstancia. Los pilotos traseros, como los delanteros, se caracterizan por unas ópticas circulares y deportivas con un acabado interior de alta calidad en dos tonos que producen la sensación de desvanecerse en la distancia. El nuevo Mazda5 está disponible en hasta nue­ve colores de carrocería. El más básico, el Pulse, del que destaca el Asistente de arranque en pendiente (HLA), El sistema de control de presión de neumáticos, el sistema i-stop, los espejos retrovisores exteriores negros con intermitentes integrados y la antena de tiburón. En la urbe cumple a nivel suavidad y amortiguación en baches y badenes, mientras que en carretera de curvas tendrá un poco más de feeling deportivo y se disfrutará más de este tipo de conducción. En ciudad, el sistema automático de parada y arranque del motor en esta unidad funciona con más normalidad de la que comprobamos recientemente en el CX-5, dónde la parada del motor no solía durar más de 20 segundos.

Pero a partir de ahí se cierra el “grifo”, y el par cae en picado en los tres, por lo que no interesa pasar de 6.200 rpm, aunque el motor suba más, pero ya sin fuerza; como resulta fácil deducir, se trata de un ejercicio de estilo, sacando tres motores de uno. Es más bajo y ancho, lo que sitúa su centro de gravedad en una posición inferior. En estas plazas, tampoco falta altura y, como pasa en este vehículo o en cualquier competidor, es la anchura total la cota que más puede influir en la comodidad de tres adultos. Su motor Diesel de 2,2 litros y 150 CV de potencia es todo un ejemplo en rendimiento y suavidad de respuesta –aunque en el Mazda CX-5 ha dado algún quebradero de cabeza a sus usuarios con el filtro de partículas–, pero en Mazda todavía no disponen de motores Diesel pequeños, que es lo que más demandan los usuarios en esta categoría. Hasta hace pocos años, con su longitud, este Mazda habría encajado a la perfección dentro del segmento de las berlinas medias; sin embargo, en la actualidad, dicha categoría ‘ha pegado el estirón’ hasta cerca de los 4,8 m, y en esa categoría se encuentra el Mazda 6, visualmente un escalón por encima del coche que hoy probamos.

Frente a sus competidores directos -Opel Astra Sedán, Ford Focus 4p, Audi A3 Sedán… Estas nuevas proporciones también mejoran la aerodinámica del coche, un punto en el que los fabricantes cada día inciden más para obtener una mejor estabilidad y un menor consumo de combustible. Ambos se ofrecen con equipamiento 3i o 3s. Las version 3i cuenta con un motor de 4 cilindros de 2.0 litros que produce hasta 155-hp y 150 lb-pie . Turbo. Las dos transmisiones disponibles serán la SKYACTIV-MT manual de seis velocidades y la automática SKYACTIV-Drive, por convertidor de par y con un funcionamiento bastante rápido y efectivo tal y como ya hemos podido comprobar en el nuevo Mazda 6. La gran novedad será el nuevo SKYACTIV-G 1.5 de 100 CV, un motor de gasolina atmosférico de cuatro cilindros y 1.496 cm3 que preserva la relación de compresión 14,0:1 del resto de motores SKYACTIV. Dos huecos para dejar las bebidas, terminan de separar los dos asientos delanteros, junto a una guantera con reposabrazos de lo más práctica.

Los asientos tienen un mullido excelente, y agarran de maravilla en los laterales. A pesar de ello, el coche sigue siendo cómodo y mantiene el placer de conducción característico de la marca, basado en un guiado fácil, intuitivo y seguro. Pero para el Mazda-3 Sedán se pretende que también el Cx sea 0,26, mientras que sube a 0,275 para el 5P, más corto y con una zaga menos favorable. Sin llegar al límite, pero aprovechando sus características deportivas enlazando revueltas, descubrimos que a este 3 Sedan le cuesta un poco entrar en la trazada marcada y hay que vigilar esta tendencia y tenerla presente para evitar cualquier tipo de imprevisto. Para acabar, buscando más lo anecdótico que lo fundamental, ampliamente comentado ya, decir que nos encanta ver esa doble salida de USB que nos garantiza cargar el móvil y escuchar la música almacenada en una llave USB a la vez. Dicho de otra forma, hay más posibilidades de que ningún vecino de nuestro bloque de pisos o de nuestra calle tenga el mismo coche que nosotros si nos compramos el Mazda.

El más novedoso es un 1.5 atmosférico de 100 caballos, mientras que los otros dos derivan del bloque 2.0 para ofrecer 120 y 165 caballos. El elevado Par Motor también hace que sea una delicia conducir un coche en el que en cualquier régimen encuentras potencia para acelerar. El Mazda5 compacto lo tienes, sin descuentos ni promociones desde 17.750 euros, aunque alguna siempre encuentras en tu concesionario habitual. Y por si esto no fuese suficiente, está disponible con llantas de 16 o 18 pulgadas. Su interior también ha cambiado bastante y ahora es más amplio y cómodo, y dispone de mayor espacio para los hombros. A cambio, y mientras llega un futuro 1.6 turbodiésel, Mazda cuenta con una interesante versión de gasolina capaz de gastar casi tan poco como un Diesel según cifras homologadas… En realidad, se puede decir que todo son similitudes, excepto las diferencias de gestión electrónica de inyección y distribución. Recordemos que es una prestigiosa página donde sus miembros anotan los consumos reales de sus coches, y donde el número de coches y los kilómetros nos dan cifras bastante realistas.

Mazda5 ¿Cuánto consume el Mazda5 1.6 gasolina? Filtrando los resultados por gasolina, modelo “1.6”, cambio manual y año de fabricación igual o superior a 2009, encuentro 10 unidades de este coche (ver resultados). Los precios indicados corresponden a una oferta de lanzamiento con descuentos promocionales, plan PIVE y un plan de financiación que además añade 5 años de garantía y 5 años de mantenimiento incluido. Mazda espera vender un 25% de la gama Mazda5 asociada a este nuevo motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV. El recorrido por el que hemos podido conducir el Mazda5 SportSedán con el nuevo motor 1.5 SKYACTIV-D de 105 CV combinaba carreteras de montaña, ciudad y vías rápidas por un trayecto de más de 200 kilómetros, lo cual nos sirve para analizar con todo detalle las posibilidades y rendimiento de este motor diésel. Este compacto de cinco puertas mantiene la estética impuesta por los Mazda 6 y CX-5.

Un diseño horizontal y sobrio en el habitáculo nuevo Mazda5 A bordo tenemos un habitáculo con un diseño mucho más conservador que lo que cabría esperar de su estética exterior. En el caso del diesel, la gama cuenta con una oferta de 1.900 euros ya de entrada, que rebaja los 24.600 euros del 2.2 D con acabado Style, o los 27.100 de la unidad que hemos probado nosotros, con el acabado Luxury. La segunda generación se puso a la venta en 2009, apostando por una gama más amplia, mecánicas más eficientes y excelentes versiones diesel de hasta 185 CV, algo que ni siquiera hoy igualan muchos de sus rivales. Consiste en un panel montado en el salpicadero, justo encima del cuadro de instrumentos. Cuando salieron los motores SKYACTIV, ya se comentó que con el turbo no funcionaban bien en conjunto, aunque parece que ya lo han solucionado. La dirección tiene un tacto excelente, responde a nuestra solicitud de forma muy directa y precisa. Es un coche que vira muy plano, gracias a la firmeza de su suspensión, el generoso ancho de vías y el bajo centro de gravedad, mejorado con respecto al anterior Mazda5.

Ganará algo en este sentido con los neumáticos opcionales en medida 215/45-18, pero sin duda los 205/60-16 son más razonables, aunque particularmente preferiría unos 205/55. Interior, precio y equipamiento Por lo demás, el Mazda5 no sólo es un coche que llama la atención por su estética, con ese aire de distinción y exclusividad que otorga ser un coche poco visto. En este aspecto, lo más criticable es, sin duda, la ausencia de una rueda de repuesto que, en este caso, deja su lugar a un kit reparapinchazos. Por practididad, simplemente cumple, pues hay una guantera principal de tamaño medio -eso sí, en la que cabe el gigantesco libro de usuario del vehículo, con cerca de 670 páginas: todo un récord- acompañada de otra entre los asientos delanteros, botelleros en las cuatro puertas -no muy grandes-, bolsa en el respaldo del asiento del pasajero, asientos traseros abatibles por partes que dejan una superficie bastante plana…

¿Qué cosas mejoraríamos del interior? La situación de la ranura donde se meten los DVD queda en una posición muy rebajada, cuando vamos a apacar e introducimos marcha atrás en la pantalla central se muestra un gráfico que muestra las distancias hasta los objetos pero cuya indicación no desaparece hasta que se aprieta el botón que desconecta el sistema de ayuda al aparcamiento, sólo el botón del elevalunas del conductor tiene iluminación y funcionamiento de un toque, echamos en falta unas salidas de aire para las plazas posteriores y algún punto de luz adicional para los pasajeros que viajan detrás.

Uno de los apartados que siempre ha convencido más de los Mazda5 es su comportamiento en carretera. En esta tercera generación, la teoría hace presuponer que esas buenas cualidades deberían mantenerse, porque hablamos de una magnífica plataforma -a diferencia de rivales como el Skoda Octavia en algunas de sus versiones, aquí se mantiene el avanzado sistema de suspensión trasera multibrazo-, una base ampliada tanto a lo largo como a lo ancho y, además, un notable esfuerzo para conseguir que el peso en orden de marcha no se dispare -con 1.375 kg no es ‘un peso pluma’, pero sí que está entre los más livianos de su potencia, algo que tiene más mérito porque el Mazda tiene un motor más ‘grande’ que la media-. Explicar cómo va este japonés en carretera es sencillo: se trata de una berlina con un tacto, una respuesta, unas reacciones y unas sensaciones que cada vez son más difíciles de encontrar en este segmento o en cualquier otro. Mazda de lo que más presume es de la compresión y de sus estudios sobre la combustión; pero en el fondo, ninguno de dichos factores conseguiría el resultado del que hemos hablado si no fuese porque la distribución permite oscilar, a distintos regímenes, entre un ciclo del tipo Miller/Atkinson y uno de tipo más convencional, pero apoyado en la elevada combustión. Por diseño, con el tercer volumen apenas esbozado, este Sedán correspondería más bien al concepto de berlina/coupé, de no ser porque sus ventanillas tienen marco.

Por diseño, con el tercer volumen apenas esbozado, este Sedán correspondería más bien al concepto de berlina/coupé, de no ser porque sus ventanillas tienen marco. Antes de que existiesen los variadores de distribución, los motores con alta compresión y ciclo “falseado” no tenían más que un modo de funcionamiento: excelente consumo, pero poco rendimiento en CV/litro, ya que su cilindrada era ficticia. Casi minimalista, es una consola muy limpia, definida, con los aireadores bajo el navegador, y un poco más abajo el sistema de climatización, muy rápido y eficaz. Tuve oportunidad de conducir un Mazda5 con el único motor diésel disponible en la gama: el Skyactiv-D de 2,2 litros y 150 CV, ya conocido por ser el mismo motor que monta el Mazda CX-5 y el Mazda6. Equilibrado, dinámico, con un diseño muy acertado, aúna exterior e interior para un conjunto que puede rivalizar con cualquiera de su categoría y enseñarle un par de cositas.

El nuevo modelo también incluye un conjunto de nuevo equipamiento de conectividad y seguridad que lo pone a la altura de su mejor competencia. Hará gala de un diseño que rompe con su predecesor y una estética moderna siguiendo la nueva línea de Mazda en la que el departamento de diseño europeo ha tenido un papel importante. Todos estos propulsores podrán ir asociados a una caja manual de seis marchas, mientras que los 2.0 de 120 caballos y 2.2 Diesel pueden optar también a un automático por convertidor de par e idéntico número de relaciones. Durante nuestra prueba, el motor 1.5 demostró un funcionamiento satisfactorio, es muy fino, responde bien desde abajo y mantiene un consumo contenido. Y lo primero es su maridaje con la transmisión manual de seis marchas, que es la misma –en cuanto a relaciones internas- para el 1.5G y para el 2.0G de 120 y 145 CV, sea cual sea el modelo al que equipen; lo que varía son los grupos finales, y el tamaño de los neumáticos. Al lado, los mandos que activan los sistemas de navegación y audio, fáciles de utilizar.

Como suele ser habitual, conseguir los consumos homologados es prácticamente imposible, encontrando al final de esta prueba un consumo medio de 4,6 l/100 Km, lo que supone 0,8 l/100 Km más que el consumo homologado. La cifra de consumo final obtenida me parece un dato bastante bueno teniendo en cuenta que en ningún momento me preocupé por buscar la máxima eficiencia, realizando bastante detenciones y no pocas aceleraciones para incorporarme a las carreteras. Al mismo tiempo nos encontramos con un funcionamiento muy progresivo, con un margen de uso amplio y muy pocas vibraciones y sonoridad gracias a la tecnología “Natural Sound Smoother”. El Mazda5 goza de un salpicadero muy horizontal y sobrio, pero enfocado al conductor. y muy poco en términos generales en una utilización real comparado con otros motores de potencia similar. Precios (PVP) Gasolina (5 puertas) Mazda5 1.5 l. Por este motivo la marca nipona ha apostado por una renovación completa para su compacto, que se equipara así a los nuevos CX-5 y Mazda 6 tanto en diseño –siguiendo línea KODO design–, como en nivel de calidad y tecnología.

El Mazda5 de 2014 llegará a nuestro mercado un poco antes de que cerremos el año, en noviembre, pero ya hemos tenido la ocasión de probar algunas unidades pre-serie del mismo. El otro motor es un 2.0, también sin turbo, con dos escalones de potencia: 120 y 165 CV. Los de Hiroshima son muy conscientes de que hay mucho en juego, la lucha por un buen pedazo del segmento C en Europa (un 25% del mercado del automóvil). De lo estético a lo tecnológico el Mazda5 se presenta como el compacto moderno y eficiente. Una cosa que nos preocupa es el precio, que con todas estas mejoras se da por supuesto que subirá en comparación con el modelo anterior. Así será el MPS Desde Mazda han dicho que los rumores del turbo no son del todo ciertos, pero que continuan sus investigaciones para que sea posible. Para uno que llega de una fiesta con unos tragos de más, el sistema es bienvenido. El Mazda5 ofrece una posición de manejo cómoda y singular, todos los instrumentos están al alcance y la ergonomía que otorga el asiento del conductor es más que confortable.

Promedio: 108,4 km/h. Por si fuese poco, ese promedio corresponde a un tiempo de 4h 39m, uno de los más rápidos circulando a ritmo “económico”; en concreto, cinco minutos más rápido que el “6” que consumió a razón de 7,06. En el nivel intermedio se sitúa el acabado Style y el tope de gama lo encontramos en el acabado Luxury, que es el acabado probado. El acabado Style equipa, entre otros elementos, llantas de aleación de 16”, retrovisores plegables electrónicamente, faros antiniebla delanteros, pantalla a color de 7”, climatizador dual, HMI Commander, sistema de asistencia a la frenada en ciudad, control de crucero. Como hemos dicho, la unidad de pruebas se correspondía con el acabado Luxury, se distingue por equipar llantas de aleación de 18”, luz diurna de LED, anillo cromado en las luces antiniebla, parrilla pintada en negro, cristales traseros tintados, asientos delanteros calefactados, Head Up Display, asistente de cambio de carril, faros de xenón, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sensores de lluvia y luces, y un equipo de música firmado por Bose.

¿Buscas coche NUEVO? Descubre nuestras ofertas » Mazda5 SportSedan Exterior La información sobre conducción en tiempo real, como velocidad, indicaciones del navegador y estado de los sistemas de seguridad activos i-ACTIVSENSE, se muestra en el Head Up Display. De todos modos, lo más evidente es que en el Mazda-3 de 120 CV se busca ante todo la economía del desarrollo largo; es lógico, puesto que para tener un coche más prestacional, ya está ahí el de 165 CV (motor que en el “6” no existe), con unos planteamientos radicalmente distintos, como veremos en su momento. Al ser más corto que el Mazda-6, y tener un tercer volumen menos prominente, el Mazda-3 Sedán no consigue alcanzar el Cx aerodinámico tan favorable de su hermano mayor, aunque también sea excelente.